Home > Blog > ¿Cómo funciona un ahorrador de energía?

¿Cómo funciona un ahorrador de energía?

Un ahorrador de energía es un pequeño dispositivo vendido por varias marcas con la promesa de que te hará malgastar menos electricidad.

El ahorrador de energía para el hogar se ha convertido en uno de los dispositivos más llamativos entre consumidores y fabricantes por igual. Las empresas que lo fabrican aseguran que se ahorra hasta un 40% de energía, pero nos asaltan algunas dudas:

  • ¿Es justificable el creciente interés del ahorrador de energía?
  • ¿Cómo funciona este dispositivo exactamente?
  • ¿Se puede utilizar con cualquier electrodoméstico?

En este artículo trataremos de contestar a todas estas preguntas y desvelaremos de una vez por todas si merece la pena tener un ahorrador de energía en casa o no.

¿Qué es un ahorrador de energía?

El ahorrador de energía no es otra cosa que un dispositivo que, supuestamente, sirve para ahorrar en el consumo de energía de cualquier hogar. Se conecta a la toma de corriente y, desde el primer momento, se empieza a ahorrar entre un 25% y un 40% de energía.

La cantidad de ahorro de energía, eso sí, depende del número de electrodomésticos que tengamos en casa y su productividad mejorará aún más cuando el dispositivo se adapte de forma completa al circuito. Este proceso puede tardar al menos una semana en total.

Cómo funcionan los ahorradores de energía

Para que un ahorrador de energía haga todas sus funciones correctamente en casa, debe ser capaz de cumplir una serie de requisitos a través de su sistema de condensadores:

  • Almacenar electricidad y liberarla paulatinamente con capacitores, sin que haya fluctuaciones de voltaje típicas que ningún electrodoméstico en el hogar puede usar, ya que esta energía se transforma en energía térmica. La energía térmica es indeseada porque afecta al buen estado de los aparatos y al circuito de los cables.
  • Eliminar el carbón del circuito de los cables eléctricos, lo que provoca que la energía fluya suavemente para que no se produzcan las fluctuaciones mencionadas.
  • Apagar automáticamente tanto el ventilador de escape como el ventilador de circulación cuando el compresor no está trabajando para enfriarse.

Estas dos labores del ahorrador de energía hacen que se ahorre en el consumo energético, puesto que el principio de tecnología obliga a equilibrar el voltaje que, normalmente, fluye de manera inestable, con subidas y bajadas que producen mucho desperdicio energético.

Podríamos resumir la función del ahorrador de energía como la de un filtro que permite el paso de la corriente energética suave y constante del dispositivo a los electrodomésticos.

¿En qué electrodomésticos se usan?

El ahorrador de energía se puede colocar en cualquier conector de corriente alterna de la casa. Este dispositivo reducirá el consumo eléctrico en aparatos que tienen motores poco eficientes o que usan suministro eléctrico incluso cuando no se están utilizando.

Pensemos, por ejemplo, en todos los electrodomésticos de la cocina, como la cafetera, el microondas o el horno, además de los aparatos del salón o de la oficina, como el PC o la televisión, los cuales están siempre haciendo uso de la electricidad del hogar.

Es muy necesario tener en cuenta que, en cualquier hogar, contamos con varios aparatos y electrodomésticos que permanecen conectados a la corriente de forma permanente. Lo que esto provoca es que el gasto eléctrico sea mucho mayor y que, más adelante, se refleje en las facturas de luz, con un porcentaje que suele rondar el 10% del consumo total.

¿Sirven realmente los ahorradores de energía?

La duda de si realmente el ahorrador de energía es útil o no en el hogar sigue estando a la orden del día, ya que son muchas las personas que creen que el interés por este dispositivo ha sido favorecido por las empresas que lo fabrican y que no tiene ningún fundamento.

Si bien los compradores del ahorrador de energía buscan reducir el consumo eléctrico, la mayoría reconoce que la diferencia de una factura de luz con este dispositivo y otra factura de luz sin el ahorrador de energía no es tanta como cabría esperar en principio.

Además, hay ciertos consumidores que tienen dificultades para distinguir si el ahorro en las facturas de luz se debe en realidad a que algunos aparatos y electrodomésticos se dejan de usar, más que el hecho de que sea producto del funcionamiento del ahorrador de energía.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?

Una manera en que se puede averiguar si el ahorrador de energía es útil en nuestro caso particular es verificando la energía del circuito mediante un vatímetro. Esta práctica debe hacerse tanto antes de encender el ahorrador de energía como después de encenderlo.

Si los resultados fueran positivos, cabe la posibilidad de que el dispositivo sea útil a la hora de ahorrar energía. En cualquier caso, es importante recalcar que el ahorrador de energía no solo ayudaría a reducir los gastos en las facturas de luz, sino que también aumentaría la vida útil de todos los electrodomésticos al regular mejor el flujo de la electricidad.

También es crucial recordar que es responsabilidad de todos aprender a ahorrar energía de manera voluntaria, reduciendo el uso de ciertos aparatos electrónicos que están siempre conectados a la corriente de forma innecesaria, repercutiendo en la escasez de ahorro.