Home > Blog > Diferencia entre potencia y energía

Diferencia entre potencia y energía

Si deseas conocer cuál es la diferencia entre potencia y energía y cómo se miden cada una de ellas quédate a leer este post.

¿En qué se diferencian la potencia y la energía?

Son muchas las personas a las que les cuesta comprender cuál es la diferencia entre potencia y energía. Tener claros estos dos términos es básico para poder entender mejor tu factura de la luz.

La potencia es la cantidad máxima de energía de la que dispone un usuario en su instalación eléctrica. Es decir, la potencia es lo que te permite que en los hogares estén funcionando varios electrodomésticos simultáneamente sin que salte el Interruptor de Control de Potencia o ICP.  Así mismo, la potencia eléctrica es un término fijo y especificado por la compañía eléctrica en el contrato de la luz.

Por otro lado, la energía es la que permite a los distintos dispositivos obtener la capacidad de funcionar, sea cual sea su velocidad o fuerza. Simplificando mucho, la energía eléctrica es un indicativo mediante el cual se notifica el consumo de energía de los electrodomésticos durante un lapso de tiempo concreto. Al contrario que la potencia eléctrica, la energía es un término variable pues esta cambia en función del consumo de electricidad que se lleve a cabo en el punto de suministro.

Podemos decir entonces que la principal diferencia entre potencia y energía es que la primera es un término fijo presente en la factura de la luz, y la segunda es un término variable.

¿Cuál es la relación entre potencia y energía?

La potencia se refiere al ritmo al que se usa o se genera la energía y puede medirse en cualquier instante de tiempo ya que siempre contiene el mismo valor. Por otra parte, la energía es la que permite el funcionamiento de las cosas y se mide durante un período más concreto.

La relación que se establece entre estos dos términos se puede explicar de la siguiente forma: la potencia es a la energía lo que la velocidad es al espacio. Explicado de otra forma, cuanta más velocidad albergue un cuerpo, más espacio podrá recorrer durante una unidad de tiempo. Así, cuanta más potencia logre desarrollar, más energía será capaz de gastar en esa unidad de tiempo.

De este modo, podemos concretar que, cuanta más potencia tenga un dispositivo eléctrico, mayor energía consumirá y de ahí reside la relación entre energía y potencia.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?

¿Cómo se miden?

La energía y la potencia son conceptos que utilizan unidades de medida distintas. La potencia, como ya hemos mencionado anteriormente, es un término fijo que se mide en kilovatios (kW). En cuanto a la energía eléctrica, esta se mide en kilovatios hora (kWh).

Saber en qué unidades de medida se miden tanto la potencia como la energía eléctrica es clave a la hora de calcular qué consumo realizan. Para conocer la energía consumida en un periodo determinado, lo que debemos hacer es multiplicar la potencia por ese tiempo concreto, utilizando la expresión matemática que enlaza ambas magnitudes: E=P x t (donde E es igual a Energía, P es igual a potencia y t es igual a tiempo).

De esta forma, y siguiendo un ejemplo práctico, si se mantiene un aparato que tiene una potencia de 2kW, enchufado durante un periodo correspondiente a 8 horas la energía consumida total viene a ser: E= 2 kW x 8h = 16 kWh

Si el precio que pagamos a la compañía ronda una media de 0,2€ por kWh consumido, el coste de tener ese aparato conectado 8 horas se traduce en: C= 0,2€ x 16 kWh = 3,2€