Electrodomésticos que más consumen en una vivienda

¿Quieres saber cuáles son los electrodomésticos que más consumen en tu vivienda? En Eligenio te contamos algunos tips para rebajar su consumo.
Home > Blog > Electrodomésticos que más consumen en una vivienda

¿Quieres saber cuáles son los electrodomésticos que más consumen en tu vivienda? Aquí te proporcionamos toda la información que necesitas para saber qué aparatos electrónicos en tu hogar gastan más y algunos tips para rebajar su consumo.

¿Qué electrodomésticos consumen más en una vivienda?

A todos nos interesa ahorrar lo máximo posible en nuestra factura de la luz en estos días. La subida del precio de la luz ha hecho que queramos averiguar qué aparatos electrónicos en nuestro uso cotidiano son los que más energía consumen a lo largo del día para averiguar una forma sencilla de hacer un menor y mejor uso de ellos.

En general, junto al sistema de calefacción, los electrodomésticos suponen el mayor consumo energético de una vivienda, por lo que es necesario saber de antemano cuál es el consumo de estos electrodomésticos para no solo ahorrar en la factura de la luz, sino también para hacer un mejor uso de ellos y reducir la huella de carbono.

A continuación vamos a explicarte detalladamente cuánto consumen cada uno de los electrodomésticos que más se utilizan día a día en el hogar y cuál es su gasto promedio para que lo tengas en cuenta y puedas saber cómo volver más eficiente su uso en el día a día.

1.Frigorífico

El frigorífico es el electrodoméstico que más energía consume, puesto que es un aparato que requiere estar encendido las 24 horas del día prácticamente todo el año.

Debido a su prolongado tiempo de uso, la nevera consume hasta un 17% de la energía total de una vivienda, por lo que podría decirse que este aparato tiene un consumo de unos 662 kWh anuales (más o menos 1.000 kWh si se tiene en cuenta el congelador también).

2.Lavadora

Otro de los aparatos electrodomésticos que más consumen en el hogar es la lavadora. Al igual que el frigorífico, es un electrodoméstico imprescindible en el uso cotidiano, ya que hacer la colada es una actividad frecuente día a día. 

Y aunque la lavadora, en términos relativos, consume mucho más que un frigorífico, cuenta con la ventaja de que su uso es mucho más restringido que el del frigorífico, ya que no estamos usando la lavadora durante todo el día (llegando a los 255 kWh anuales).

3.Secadora

Cada vez son más los consumidores que tienen una secadora en casa, puesto que este aparato facilita enormemente el secado de la ropa, sobre todo en los meses más húmedos y fríos. Este aparato puede llegar a consumir incluso cuatro veces más que la lavadora, llegando a suponer un gasto de entre 4.000 y 5.000 kWh al año.

No obstante, su uso se restringe básicamente a los meses de invierno y a contadas ocasiones, lo que la sitúa por detrás de el frigorífico o la lavadora pese a su alto consumo de potencia.

4.Televisor

La televisión es uno de los aparatos que más se usa en los hogares españoles y que, en algunos casos, casi siempre está en uso aunque la mayoría del tiempo ni siquiera le estamos prestando atención.

Este mal hábito supone que el televisor esté haciendo un uso energético de hasta 100 kWh. Si bien este consumo no es muy elevado (tan solo supone un 10%), ser más conscientes de nuestros hábitos de consumo es también una buena forma de ahorrar en la factura de la luz a largo plazo.

5.Calentador eléctrico

El calentador o termo eléctrico es uno de los aparatos eléctricos que se usan para abastecer el hogar de agua caliente cuyo consumo energético oscila entre los 400 y 3000 kWh anuales. 

Lo usual es que estos calentadores realicen un consumo de energía en reposo ya que, al tener una temperatura mayor que el lugar donde residen, se enfrían y necesitan consumir energía para mantener el agua caliente. Normalmente un calentador eléctrico consume cada hora, en reposo, unos 1-2 kWh.

6. Horno

Aunque hoy en día existen aparatos que cumplen una función similar, el horno sigue siendo un aparato imprescindible en la cocina, suponiendo un 9% del consumo energético del hogar. Aunque su consumo no es excesivo, si te gusta mucho cocinar y utilizas con frecuencia este aparato podría suponer un buen gasto en la factura de la luz.

7. Vitrocerámica

Aunque no lo creas, la vitrocerámica es uno de los electrodomésticos de uso habitual que más consume junto al frigorífico, llegando casi a los 2.200 kWh.

Una buena alternativa para reducir el consumo a la hora de cocinar es contar con una placa de inducción, ya que supone un ahorro energético de hasta el 40% respecto a las vitrocerámicas convencionales.

8. Otros aparatos eléctricos

Dentro de la cocina, el lavavajillas, el microondas o incluso las tostadoras son otros electrodomésticos que pese a su baja potencia, pueden llegar a suponer el 27% del gasto total en energía del hogar.

Fuera de la cocina, el aire acondicionado, los aparatos de limpieza como la aspiradora o el ordenador suponen también un gasto de consumo si no se usan adecuadamente.

Recomendaciones para un menor consumo eléctrico

El consumo de los aparatos electrónicos supone más del 44% de la energía que se utiliza en el hogar. Si bien es cierto que el gasto energético de los electrodomésticos dependen de distintos factores, como el tamaño del aparato, su tiempo de uso o la clase energética del mismo, existen una serie de recomendaciones que harán que ahorres en tu factura de la luz.

Elige con el genio del ahorro

Eligenio es el asesor que necesitas para ahorrar en tu factura de la luz. ¡Déjanos encenderte la bombilla!
¿Te llamamos?

La primera recomendación es adquirir electrodomésticos con una clasificación energética más eficiente que contengan de opción de potencia regulable, como los frigoríficos o que tengan programas ECO en el caso de las lavadoras o secadoras. Esto ayudará a que podamos controlar qué cantidad de potencia consumen nuestros aparatos electrónicos o electrodomésticos y sin duda, supondrá un ahorro para nuestro bolsillo a la larga.

Además de adquirir una lavadora con opción ECO, otra recomendación para reducir el consumo que realiza este aparato es lavar con agua fría. Un 70% del gasto de energía se debe al calentamiento del agua, por lo que es aconsejable lavar a baja temperatura si se quiere ahorrar. En cuanto a otro electrodoméstico como el horno, puedes realizar un mejor aprovechamiento de la energía si apagas el horno y aprovechas el calor residual para terminar de cocinar los alimentos.

La segunda recomendación, también muy útil para el día a día, es apagar completamente los aparatos eléctricos si no vamos a utilizarlos en mucho tiempo, o si no vamos a necesitar usarlos más durante el día, como, por ejemplo, el televisor. Dejar el televisor en stand by hace que este siga consumiendo, mientras que si lo apagas por completo reducirás su gasto drásticamente.