Home > Blog > Generación distribuida: qué es y cómo funciona

Generación distribuida: qué es y cómo funciona

La generación distribuida nos permite producir energía eléctrica de forma más sostenible. ¿Sabes cómo lo hace? Aquí te lo explicamos.

¿Qué es la generación distribuida?

La generación distribuida consiste en la producción de energía eléctrica, a través de muchas fuentes pequeñas de generación repartidas por el territorio y, que al sumarse globalmente, equivalen a la producción de las centrales de tipo tradicional.

Este tipo de tecnología es clave para el funcionamiento de una Smart City , ya que proporciona electricidad de forma más sostenible que un gran núcleo de producción centralizado.

¿Cuáles son los pequeños medios de generación distribuida?

Las pequeñas fuentes de producción eléctrica, que forman los sistemas de generación distribuida, también se pueden llamar fuentes de microgeneración. Entre ellos encontramos diferentes tipos:

  • Aerogeneradores: se trata de generadores eólicos de pequeño tamaño, que pueden instalarse sobre una fuente de alumbrado. El objetivo de esta fuente de producción eléctrica es que las luminarias, por lo general las del alumbrado público urbano, se alimenten de manera autónoma. Además de este uso, la energía producida que no se utiliza por la luminaria pasa al suministro público del municipio. El alumbrado público también puede llevar incorporada una placa fotovoltaica con la que producir electricidad al mismo tiempo que el aerogenerador.
  • Placas solares: como hemos visto, es posible instalar placas de pequeño tamaño sobre el alumbrado, pero también se pueden instalar en cualquier tejado. Con este tipo de energía, los edificios tienen la posibilidad de ser autosuficientes, y aportar el exceso de electricidad a la red municipal.
  • Cogeneración: estas fuentes de generación de energía usan microturbinas de gas natural o motores de explosión para activar los generadores. El calor que generan se emplea para calentar el aire o agua de los hogares.
  • Instalaciones de ciclo combinado: consisten en una turbina de gas que calienta el agua para mover una turbina de vapor. Esta proporciona el calor necesario para calentar el aire de una vivienda. Estas plantas energéticas tienen una gran eficiencia térmica.
  • Vehicle to grid (V2G): este sistema funciona gracias al aumento del uso de vehículos eléctricos o híbridos enchufables. En el V2G, el flujo de electricidad puede ser inverso gracias a las redes inteligentes. Así, el propio coche aporta electricidad a la red en los momentos en los que no la esté utilizando para funcionar. Este sistema proporciona equilibrio a la red eléctrica cargándose en las horas valle en las que hay menos demanda de electricidad, y dando potencia a la red en las horas pico.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?

Características y ventajas de la generación distribuida

Las características y, al mismo tiempo, ventajas principales de los sistemas de generación distribuida son:

  • Uso de energías renovables: en este tipo de instalaciones es fácil contar con fuentes de producción de electricidad más sostenibles, ya que son las más adecuadas para situarlas cerca de los puntos de consumo como pueden ser grandes empresas o núcleos urbanos. Gracias a esta característica, la generación distribuida supone también un crecimiento de las energías renovables.
  • Son capaces de reducir las pérdidas en la red eléctrica: al estar situadas más cerca de los usuarios, las redes de transporte de electricidad son más cortas y, por lo tanto, se pierde menos energía desde la instalación de generación y el consumidor. Esto hace que también aumente su eficiencia.
  • Aumento de la fiabilidad y calidad del sistema eléctrico: al funcionar a través de la unión de fuentes de generación de energía más pequeñas, si una de ellas falla no provoca un gran problema para que el sistema siga funcionando y proporcionando servicio a los consumidores.
  • Impulsa el desarrollo económico y social de un municipio: al estar cerca de los usuarios, se generan empleos en la zona, inversión y movimiento de la economía.
  • Se reduce la dependencia energética: estas instalaciones limitan la energía que proviene de otros territorios, y que puede afectar a la localidad por causas externas. Así, se tratan de redes energéticas más resistentes y estables.
  • Permiten potencias reducidas: como ya no es necesario enviar la energía a alta potencia, este sistema de producción puede contar con instalaciones con potencias inferiores a 3 kW, aunque por lo general se suele decir que no sobrepasan los 10 kW de potencia instalada.

¿Cómo funciona un sistema de generación distribuida?

La producción de energía eléctrica se ha basado tradicionalmente en grandes plantas centralizadas en un punto geográfico y encargadas de la generación del suministro para el posterior traslado hasta los consumidores.

En cambio, un sistema de generación distribuida funciona mediante el trabajo combinado de distintas fuentes de suministro de pequeño tamaño que, al unirse, la suma de la electricidad que producen es equivalente al de las grandes centrales tradicionales. Además, las fuentes de generación distribuida se encuentran siempre situadas cerca de los puntos de consumo.

Se trata de un sistema de pequeños generadores de electricidad que autoabastecen tanto a la red en la que están situadas como a la general, gracias al aprovechamiento del exceso de energía.

Oportunidades de la generación distribuida para el autoconsumo

La utilización de la generación distribuida fomenta el paso del sistema tradicional de suministro urbano mediante una red general, a un sistema de autoconsumo.

Gracias a la utilización de fuentes de energía sostenibles como la fotovoltaica o la eólica, es posible realizar instalaciones de pequeño tamaño que pueden situarse cerca del lugar en el que se va a consumir la electricidad que generan.

Además, gracias a los avances tecnológicos, cada vez se reducen más los costes de los equipos necesarios y aumenta su eficiencia, permitiendo un mayor suministro y un incremento del ahorro económico.

La generación distribuida es una oportunidad para generar y consumir electricidad de una forma más respetuosa con el medioambiente. ¿Conocías este sistema?