Home > Blog > ¿Puedo mezclar paneles monocristalinos y policristalinos?

¿Puedo mezclar paneles monocristalinos y policristalinos?

Quizás te hayas preguntado si puedes mezclar paneles solares monocristalinos y policristalinos. Hoy te respondemos en este artículo

Si estamos interesados en instalar un sistema fotovoltaico en casa, quizás nos hayamos preguntado si es posible mezclar paneles de diferentes materiales. Los materiales monocristalinos y policristalinos están dedicados a la conversión de energía en electricidad.

No obstante, es posible que no tengamos claro qué diferencias existen entre un panel monocristalino y otro policristalino. Saber distinguir uno y otro, y averiguar si podemos usar ambos a la vez, es esencial para tener una instalación fotovoltaica eficiente en el hogar.

En este artículo vamos a estudiar las características del uso que se dan a los módulos monocristalinos y policristalinos, el tipo de potencia que tienen y si, en definitiva, es posible combinar los dos paneles solares para sacar el máximo potencial de nuestro sistema verde.

¿Se pueden mezclar paneles monocristalinos y policristalinos?

Sí, es posible mezclar paneles monocristalinos y policristalinos porque ambos comparten las mismas funciones y están hechos del mismo material, que es el silicio. No obstante, esta práctica no es la más usual cuando instalamos paneles fotovoltaicos en nuestro hogar.

La razón por la que combinar los dos paneles no es habitual, tiene que ver con una cuestión de conveniencia y practicidad. Por ejemplo, un panel no puede aplicar la tecnología monocristalina y policristalina a la vez, ya que distribuyen el silicio de forma distinta.

Por otro lado, es igual de importante no combinar paneles solares en una instalación fotovoltaica que difieren en su voltaje. Las células del panel monocristalino y policristalino funcionan de forma distinta porque el panel monocristalino tiene una potencia superior.

Más concretamente, las células del panel monocristalino ofrecen una potencia que está entre los 370 y los 400 W, mientras que las células del panel policristalino se encuentran entre los 330 y los 270 W. Esto es algo que dificulta la combinación de ambas tecnologías.

Cómo usar paneles monocristalinos y policristalinos en una misma instalación

Tanto los paneles monocristalinos como los paneles policristalinos tienen el objetivo de absorber la luz del sol y transformarla en energía renovable que usamos para generar electricidad en nuestro hogar. La diferencia está en la composición de sus células.

Dada la diferencia extrema en la composición de las células de un panel y de otro, la mejor forma de asegurarnos de que combinamos los paneles monocristalinos y policristalinos bien es haciendo que ninguno de los dos cuenten con un voltaje extremadamente distinto

Nuestra instalación debe tener obligadamente un voltaje muy parecido, es decir, que cuente con el mismo tipo de células y la misma cantidad. Además, es importante que la serie de paneles que estén conectados en la cubierta sean todos completamente idénticos.

Siempre y cuando cumplamos con estos requisitos, podremos mezclar los paneles monocristalinos con los paneles policristalinos para producir electricidad en un inmueble. 

Pero, si no fuera este el caso, también es posible incluir los dos paneles en el sistema fotovoltaico, solo que no es posible combinarlos en un circuito idéntico. Por lo contrario, es necesario aislar el panel monocristalino y el panel policristalino en circuitos diferentes.

Elige con el genio del ahorro

Eligenio es el asesor que necesitas para ahorrar en tu factura de la luz. ¡Déjanos encenderte la bombilla!
¿Te llamamos?

¿Pueden tener distinta potencia?

Sí, los paneles monocristalinos y policristalinos pueden tener una potencia diferente, siempre y cuando el voltaje sea muy parecido en la misma instalación fotovoltaica. Hay muchas maneras en que podemos combinar paneles de diferente potencia en casa:

  • Si tenemos unos módulos solares de 12V y su potencia es inferior a los nuevos módulos, usaremos un regulador que permita gestionar la diferencia de potencia. 
  • En instalaciones de 12V, cuya potencia queremos aumentar a 24V sin cambiar los módulos, usaremos un regulador de carga MPPT para gestionar la tensión de salida.
  • En instalaciones de 12V, cuya potencia queremos aumentar a 48V sin cambiar los módulos, también basta con que usemos un regulador de carga MPPT.
  • Si tenemos unos módulos solares de 24V y su potencia es inferior a los nuevos módulos, utilizaremos un regulador que permita gestionar la diferencia de potencia.
  • Cuando nos hacemos con módulos de 12V o de conexión de red y queremos usarlos en instalaciones de 24V sin gastarnos dinero, usaremos un regulador MPPT para que la tensión de salida esté a 24V para todos los módulos por igual.
  • En instalaciones de 24V, cuya potencia queremos aumentar a 48V sin cambiar los módulos, usaremos un regulador MPPT que hará que la tensión de salida sea de 48V para todos los módulos por igual. Así la eficiencia siempre será ecuánime.

Conclusiones

En resumen, la combinación de paneles monocristalinos y policristalinos es posible, si bien no es la práctica más común. Los dos paneles solares comparten algunas diferencias que determinan el funcionamiento de la instalación, especialmente el tratamiento del silicio.

El silicio es el material esencial del que está compuesto cualquier panel fotovoltaico y, mientras que en el panel monocristalino el silicio es puro, el panel policristalino contiene silicio con impurezas, lo que provoca que la eficacia de este último módulo sea inferior.

Antes de instalar un sistema solar, también es crucial valorar aspectos como el precio o la adaptabilidad al clima de cada panel. Tener estas características en cuenta asegura que la instalación fotovoltaica alcance el grado máximo de optimización de la energía solar.