¿Qué es un colector solar y qué tipos existen?

En este artículo vas a poder aprender lo que es un colector solar, qué tipos existen y cómo funciona, además de los beneficios que te puede aportar si lo instalas en tu casa.
Home > Blog > ¿Qué es un colector solar y qué tipos existen?

¿Qué es un colector solar?

Lo primero que debes saber es un colector solar. Este tipo de dispositivos están pensados para obtener la energía térmica del sol y calentar un fluido. Un colector solar térmico se utiliza por lo general para obtener agua caliente para las casas y negocios.

El principio que sigue es muy sencillo. La energía del sol es captada por el colector, que tiene forma de panel con cristales oscuros. Los rayos de luz, cargados de energía, traspasan este cristal, pero no logran salir, quedándose en el interior la mayor parte de la energía térmica que transportan.

De este modo se consiguen calentar unos tubos en el interior que transportan agua, la cual se puede utilizar para consumir en el ámbito doméstico, o algún tipo de líquido que retiene el calor de forma eficiente para utilizar como calefacción en negocios y hogares.

Tipos de colectores solares

Existen diferentes tipos de colector solar. Estos se clasifican en función del sistema que utilizan para obtener y guardar la energía que se obtiene del sol. El tipo de colector solar que escojas para tu casa dependerá de las posibilidades que tengas a la hora de instalar uno u otro sistema, así como del presupuesto del que dispongas y de la cantidad de energía que vayas a necesitar en tu día a día.

Placa plana con cubierta

El colector solar plano con cubierta es uno de los más comunes en los hogares y empresas que utilizan este sistema de captación de energía.

El sistema es muy sencillo: unos tubos que contienen agua se calientan con la energía del sol, que además se queda atrapada entre la cubierta de cristal oscuro y el interior del colector, logrando así calentar mucho más rápido y de forma más eficiente los tubos con agua gracias a un pequeño efecto invernadero generado en su interior.

Placa plana sin cubierta

Este tipo de colector solar es muy similar al anterior, con la diferencia de que no contiene una cubierta protectora que genere ese efecto invernadero. Si bien son algo más baratos, en realidad son algo menos eficientes, y se utilizan en los casos en los que no es tan importante aprovechar al máximo la eficiencia del sistema porque se instala en alguna zona donde hay abundancia de luz solar o porque el agua caliente se va a utilizar poco o a baja temperatura.

Concentradores parabólicos

Los concentradores parabólicos funcionan con un método distinto que se basa en la concentración de toda la radiación en un punto concreto, pues su propósito es el de alcanzar una muy alta temperatura. Estos colectores están pensados para ser utilizados en instalaciones solares de grandes empresas dedicadas a la producción energética o que necesitan grandes cantidades de energía térmica.

Estas instalaciones suelen ocupar bastante espacio por lo que se encuentran en zonas amplias destinadas específicamente a la producción de energía térmica basada en el aprovechamiento de la energía solar.

Tubos de vacío

El último sistema del que vamos a hablar es el del colector solar de tubos de vacío. En realidad hay dos tipos diferentes de colector por tubos de vacío.

El primero consiste en la sustitución de los tubos tradicionales de metal por otros de vidrio que se encuentran dentro de otros tubos que contienen vacío. Esta falta de aire hace que el aislamiento sea óptimo y se logre así un mejor aprovechamiento de la energía solar.

Por otro lado, los sistemas de tubo de vacío por cambio de fase son algo más complejos. Se aprovecha en este caso el cambio de fase de líquido a vapor para calentar un segundo sistema de líquido con el que aprovechar de forma eficiente la energía del sol. Este tipo de colector solar de aire también utiliza el vacío de los tubos de vidrio como aislamiento.

Beneficios de un colector solar térmico

Hay diversos beneficios que se pueden obtener de la instalación de un colector solar. Cada tipo de colector tiene una aplicación distinta, y no será igual un colector solar para piscina que el que debe utilizar una empresa de gran magnitud.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¡Te llamamos!

Sin embargo, por lo general las ventajas que ofrecen estos sistemas de almacenamiento de energía térmica son similares para todo el mundo, y se podría resumir en las siguientes:

  • Ahorro en la factura energética, gracias a que son un sistema de autoconsumo que te permite gastar menos electricidad o gas con una compañía.
  • Sostenibilidad y compromiso con el medio ambiente, ya que este tipo de sistemas no generan huella de carbono y no aceleran el cambio climático al no arrojar ningún tipo de gas de efecto invernadero, logrando así un consumo responsable y limpio.
  • Independencia de las compañías eléctricas y de gas, gracias a la autonomía que se logra con este sistema a la hora de obtener agua caliente para el hogar y el negocio.
  • Gran eficiencia energética, logrando aprovechar en gran medida la energía del sol, y además requieren muy poco mantenimiento, logrando así un método de obtención de energía renovable sencillo y eficaz.