Home > Blog > ¿Qué pasa con la energía solar en la noche?

¿Qué pasa con la energía solar en la noche?

¿Quieres saber qué pasa con la energía solar de noche? En este artículo te contamos el efecto que tiene el paso del día con esta energía.

Cuando estamos interesados en adquirir una instalación fotovoltaica para obtener energía producida por la luz del sol, una de las dudas que nos asaltan, es si los paneles solares pueden seguir aportando electricidad y calor a nuestro hogar incluso en horas nocturnas.

Sin duda, esta cuestión tiene mucho que ver con el grado de rentabilidad de los módulos fotovoltaicos, ya que necesitamos disponer de los recursos que nos proporciona la energía renovable en todo momento. De no ser así, una instalación solar no nos sería tan rentable.

En este artículo, vamos a dedicarnos a averiguar si las placas solares pueden seguir captando la radiación solar incluso de noche, y las alternativas que existen para aprovechar la electricidad y la energía térmica que nos brindan las celdas fotovoltaicas.

¿Funciona la energía solar por la noche?

Ya sabemos que las placas solares funcionan a través del llamado efecto fotovoltaico, donde las células que se encuentran dentro de los módulos, empiezan a generar electricidad cuando se activan con el contacto de la radiación solar.

En horas nocturnas, sin embargo, las células no pueden activarse porque no hay rastro de luz solar. Por lo tanto, aunque la energía solar sí que puede generarse en los días nublados, esto no es posible por la noche. En otras palabras, las placas solares dejan de producir energía.

Una forma fácil de saber si nuestra instalación fotovoltaica sigue produciendo electricidad en sus células, consiste en observar las luces públicas. Por lo general, cuando las luces públicas están apagadas, esto quiere decir que las celdas todavía están captando luz solar.

En cambio, si las luces públicas están encendidas (por ejemplo,las farolas de la calle), debemos dar por hecho que nuestras placas solares ya no están produciendo energía.

Cómo consumir energía solar por la noche

Aunque las placas solares no puedan producir energía en horas nocturnas, esto no significa que una instalación fotovoltaica deje de ser rentable. La mejor manera de seguir empleando los recursos renovables que nos aportan los módulos por la noche es almacenar la energía.

El almacenamiento de energía solar se realiza mediante unas baterías que se cargan para poder hacer uso de ellas tanto en días nublados como durante las noches. Las baterías son parte de cualquier instalación fotovoltaica y el mercado ofrece una variedad de dispositivos.

Pero si no nos interesan las baterías, también podemos optar por recurrir a la energía que ofrece la Red Eléctrica cuando tenemos la instalación solar conectada a la red, la cual se encargará de cubrir nuestra demanda en los momentos en que no hay radiación disponible.

Cómo almacenar la energía de los paneles solares para uso nocturno

Cuando contamos con baterías que acompañan la instalación solar, podemos conservar fácilmente el excedente de energía para los días nublados o las horas nocturnas. Cada batería del mercado tiene su propia capacidad de almacenamiento y se usan 1 ó 2.

No cabe duda de que la cantidad de energía que una batería logre conservar dependerá de la luz solar que hayan captado las celdas fotovoltaicas, así como del total de luz solar que no hayamos aprovechado previamente, dos factores que tenemos que tener en cuenta.

Además de ocupar poco espacio y de aumentar el coste de toda la instalación fotovoltaica, las baterías solares proporcionan energía adicional cuando queremos usar electricidad o energía térmica en nuestra vivienda, especialmente en días nublados o durante la noche.

Elige con el genio del ahorro

Eligenio es el asesor que necesitas para ahorrar en tu factura de la luz. ¡Déjanos encenderte la bombilla!
¿Te llamamos?

¿Existen paneles solares que generan electricidad por la noche?

Por suerte, en poco tiempo los paneles solares podrían dejar de volverse inútiles cuando cae la luz del sol gracias al nuevo invento de unos ingenieros de la Universidad de Stanford, en California. Estos ingenieros aplican una tecnología que genera electricidad de noche.

La tecnología de estas placas solares consiste en usar la diferencia entre el calor residual y la temperatura ambiental para hacer funcionar la producción de corriente eléctrica en las celdas fotovoltaicas, sin tener que emplear ninguna batería para conservar la energía. 

Por calor residual entendemos el total de energía que recibe la Tierra por parte de la luz del sol. Mientras que el 30% de esa energía se pierde en el espacio, el resto se queda en el planeta para calentar los océanos, las nubes, los bosques, la atmósfera y más.

Al mismo tiempo, la energía que se queda en la Tierra es devuelta por el planeta, el cual también es capaz de emitir radiación infrarroja con ondas que transportan más energía.

Esta radiación es la que los paneles solares utilizarían para generar más corriente eléctrica en sus módulos incluso cuando es completamente de noche, de tal manera que la energía de autoconsumo tendría que estar disponible las 24 horas del día, sin excepciones.

Gracias a un generador termoeléctrico, la nueva tecnología de estas placas solares genera tanto tensión como corriente eléctrica al calcular la diferencia entre la temperatura del aire y el calor que escapa a la atmósfera. Así, los módulos producen energía de noche.

Aunque este tipo de proyecto se lleva estudiando desde el año 2020, los buenos resultados apuntan a que el futuro de las instalaciones fotovoltaicas que podrían producir electricidad y energía térmica durante las horas diurnas y nocturnas está cada vez más cerca que nunca.