Suscríbete a nuestra Newsletter

Buscador
¡Ahorra en luz y gas!
¡Ahorra en luz y gas!

> Blog > Tipos de radiadores, ¿cuál consume menos?
Tipos de radiadores, ¿cuál consume menos?

Tipos de radiadores, ¿cuál consume menos?

Actualmente existen muchos tipos de radiadores en el mercado. Hoy te contamos cuáles son y cuál es el que consume menos energía. ¡Elige de forma eficiente!

Tipos de radiadores, ¿cuál consume menos?

La actual situación económica, el cambio climático y la subida del precio de la luz han hecho que calentar la casa en épocas de frío sea un verdadero desafío. Por suerte, el mercado ofrece varios tipos de radiadores que son de bajo consumo y eficientes con la energía.

En este post te ayudamos a elegir el mejor radiador según el material y la fuente de calor que prefieras para pasar el invierno cómodamente sin notar una subida en las facturas.

Tipos de radiadores según la fuente de calor

Si nos interesa elegir un tipo de radiador según la fuente de calor que emplean para funcionar, el mercado ofrece dos alternativas que utilizan agua o electricidad:

Radiadores de calefacción de agua

Los radiadores de calefacción de agua son tipos de radiadores que crean un ambiente cálido en casa a base de producir agua a temperaturas muy altas con la ayuda de un generador de calor. Este generador es una bomba de calor o una caldera, por ejemplo.

Con la ayuda del proceso de convección, el calor se transmite del agua al aire exterior. La intensidad del calor, no obstante, está directamente sujeta a la temperatura del agua: si la temperatura es muy alta, es lógico que el calor que emitirán estos radiadores será mayor.

Al mismo tiempo, cuanto más calor emiten los radiadores de calefacción de agua, mayor será el gasto de energía que producen. Por eso el mercado también ofrece radiadores de agua de baja temperatura, que generan el máximo calor a una temperatura de 40ºC.

Dentro del grupo de los radiadores de agua de baja temperatura podemos elegir entre aparatos estáticos, que utilizan un sistema de tubería de cobre, o aparatos dinámicos, que utilizan un sistema de ventiladores en el interior para hacerlos bastante potentes. 

Radiadores de calefacción eléctricos

Los radiadores de calefacción eléctricos son mucho más cómodos que los radiadores de calefacción de agua, ya que los primeros no requieren tanta instalación y son fáciles de colocar en casas, locales y oficinas que no tienen una demanda de calefacción excesiva.

Dependiendo de la tecnología, el mercado tiene un montón de alternativas de radiadores eléctricos, como los de bajo consumo, que son perfectos para viviendas que no necesitan mantener el radiador en funcionamiento más de cinco o seis horas a lo largo del día.

El radiador eléctrico de tecnología seca, en cambio, no utiliza fluido térmico como sí que ocurre con los radiadores de bajo consumo. Lo que este radiador hace para generar calor es usar una resistencia eléctrica que calienta el material incluido dentro de su sistema.

Este material puede ser aluminio o chapa, por ejemplo, y dependiendo de sus capacidades térmicas el radiador eléctrico de tecnología seca calentará más o menos una vivienda. El radiador eléctrico de baja temperatura, en cambio, es óptimo para colegios o residencias.

Este es uno de los tipos de radiadores que emiten calor sin correr riesgos de que la temperatura de superficie sea mayor de los 60ºC. Es, por tanto, uno de los radiadores más seguros para proteger a las personas que están dentro de un inmueble.

Tu idea más genial: ahorrar con Eligenio

¿Sabes que nuestro comparador te ayuda a ahorrar en luz y gas? ¡Qué bien sienta poder elegir!
¡Te llamamos!

Tipos de radiadores de calefacción según el material

Si nos interesa elegir un aparato capaz de emitir calor en base al material con el que está fabricado, podemos encontrarnos con tres tipos de radiadores actualmente en el mercado:

Radiadores de hierro fundido

Los radiadores de hierro fundido son uno de los radiadores más antiguos y resistentes que podemos adquirir. No obstante, todavía se siguen instalando en ciertas instituciones, como en los colegios, y en ciertas casas donde prima el gusto por la decoración vintage.

Estos aparatos también se caracterizan por poseer mucha inercia térmica y mantener el calor durante un tiempo, incluso después de haberse apagado. Al mismo tiempo esto quiere decir que a los radiadores de hierro fundido les cuesta más llegar al punto térmico óptimo.

Cabe destacar que los radiadores de hierro fundido pesan bastante y son caros, aunque es cierto que aguantan muy bien los golpes y resisten la corrosión durante mucho tiempo.

Radiadores de aluminio

Los radiadores de aluminio son mucho más baratos que los radiadores de hierro fundido, ya que su inercia térmica es escasa y no consiguen preservar el calor una vez están apagados. Lo que esto quiere decir es que los radiadores de aluminio calientan la casa rápidamente.

Al contrario que los radiadores de hierro fundido, estos aparatos son bastante ligeros y se pueden instalar con más facilidad. Algo que tanto los radiadores de aluminio como los radiadores de hierro fundido tienen en común es que los dos resisten muy bien la corrosión. 

El funcionamiento de los radiadores de aluminio, sin embargo, se basa en la emisión de calor mediante convección al 80% y con radiación al 20%.

Radiadores de acero

Los radiadores de acero son muy distintos a los de aluminio, ya que estos tipos de radiadores usan el método de radiación para emitir la mayor parte del calor. Además, el precio por adquirir un radiador de acero es ligeramente más alto que el de aluminio.

Mientras que un radiador de hierro fundido tiene mucha inercia térmica, esto no ocurre con el radiador de acero debido a las características del material de chapa de acero del que está compuesto. Al igual que los demás tipos de radiadores, el de acero resiste la corrosión.

¿Qué radiadores consumen menos y calientan más?

Los radiadores que más eficientes son con la energía y más calientan son los de agua a baja temperatura, que generan una temperatura máxima de 40ºC a base de utilizar el método de convección. Esta forma de funcionar no requiere mucho consumo energético.

Te puede interesar…

Compañías

Encuentra la compañia de luz y gas que mejor se adapte a tus necesidades.

Comparador

¿Necesitas comparar varias compañías, o comparar sus tarifas? Visita nuestro comparador.

Tarifas de Luz 2.0

¿Conoces los periodos horarios y las potencias de las tarifas de luz 2.0?.

Contrata ahora la luz con Repsol y enciende tu AHORRO

AHORRA hasta 400€ al año pagando tus repostajes con

Llama al 900 400 944

Consulta condiciones en repsol.es

Cuándo se hacen la revisión de instalación eléctrica obligatoria
Cuándo se hacen la revisión de instalación eléctrica obligatoria
Suministro energético
08/02/2024
Aprende cuándo es necesario hacer una revisión de la instalación eléctrica obligatoria y asegúrate de que cumples con las normativas actuales.
¿Qué miran en la revisión del gas? ¿Es obligatoria?
¿Qué miran en la revisión del gas? ¿Es obligatoria?
Suministro energético
08/02/2024
Descubre todo sobre la revisión del gas, conoce qué partes del sistema se revisan en España y por qué es crucial realizar esta inspección.
¿Cómo funciona la Aerotermia comunitaria?
¿Cómo funciona la Aerotermia comunitaria?
Suministro energético
08/02/2024
Descubre cómo funciona la aerotermia comunitaria. Aprende sobre sus beneficios y cómo reduce costos energéticos en tu comunidad.
¿Es legal vivir con luz de obra?
¿Es legal vivir con luz de obra?
Suministro energético
08/02/2024
Descubre si es legal vivir con luz de obra y sus implicaciones legales. Obtén información precisa sobre otras alternativas que son aceptadas por la ley.
Me salta el diferencial de los enchufes ¿qué puedo hacer?
Me salta el diferencial de los enchufes ¿qué puedo hacer?
Suministro energético
08/02/2024
Te contestamos a la pregunta de por qué me salta el diferencial de los enchufes y cómo solucionarlo averiguando las posibles causas.
¿Cuáles son las diferencias entre lux y lumen?
¿Cuáles son las diferencias entre lux y lumen?
Suministro energético
08/02/2024
Aprende la diferencia entre lux y lumen más importante y cómo deberías utilizar este dato para elegir la iluminación de tu vivienda.