Home > Blog > Vatios o voltios: explicación y diferencias

Vatios o voltios: explicación y diferencias

Al hablar de electricidad aparecen muchos conceptos que pueden llegar a confundirnos. Aquí te aclaramos cuándo se utilizan vatios o voltios.

¿Qué significa vatios y voltios?

Cuando hacemos pequeñas instalaciones eléctricas en nuestro hogar o leemos el manual de un aparato electrónico, las palabras vatios o voltios van apareciendo constantemente sin que sepamos claramente qué es lo que señalan. Son dos conceptos básicos en electricidad que nos ayudan a entender cómo funciona exactamente la corriente de un edificio o un dispositivo. Aunque a primera vista parezcan similares, en realidad son términos muy distintos entre sí.

Por un lado, los vatios (o watts) son la unidad que mide el total de la potencia eléctrica de una instalación. Es decir, la energía que se recibe en un espacio y tiempo concretos. Por ejemplo, una lavadora suele tener entre 1.500 y 2.200 vatios.

Por otra parte, los voltios miden el potencial de energía que puede proporcionar un determinado circuito. Se trata de la unidad en el sistema de medidas internacional que se utiliza para medir la tensión existente entre dos puntos de un conductor cuando transporta una corriente de un amperio.

Diferencias entre vatios y voltios

Aunque suenen muy parecidos, la realidad es que son conceptos que se refieren a medidas muy diferentes. Entonces, ¿cuándo elegimos entre vatios o voltios?

  • Los vatios miden la potencia de un aparato o una instalación. Es por esto que, cuando compramos un electrodoméstico, vemos esta medida destacada para saber si es compatible con la potencia que tenemos contratada en nuestra casa. Si la del electrodoméstico es superior a la red de nuestro hogar, cuando lo enchufemos saltarán los plomos.
  • Por su parte, hablamos de voltios cuando nos referimos, por ejemplo, a la tensión de una pila. Entre el extremo positivo (+) y el negativo (-) están los electrones que se mueven constantemente de un punto a otro, generando la electricidad necesaria para que, al usar la pila, el aparato que la lleva funcione.

¿Con qué se miden los vatios?

Cuando vemos reflejados los vatios de un aparato eléctrico la unidad de medida se destaca con la letra W en mayúsculas. También podemos encontrarlo escrito como Watts, en inglés, que viene directamente del nombre de James Watts. Un matemático e ingeniero escocés del siglo XVIII, cuyas contribuciones en la máquina de vapor fueron clave para el desarrollo de la energía eléctrica tal y como la conocemos hoy en día.

Los vatios se calculan haciendo la multiplicación entre el voltaje (medido en voltios) por la corriente (en amperios) con la ecuación: Voltios x Amperios = Vatios. A su vez, un vatio equivale a la producción de 1 julio por segundo.

También es posible encontrar otras medidas relacionadas:

  • Wh o vatios/hora. Cuando hablamos de la energía producida gracias a la potencia de un vatio durante una hora.
  • kW o kilowatios. En el caso de que la unidad de medida sea 1.000 vatios.
  • MW o megavatios. Cuando se habla de una unidad de un millón de vatios. Esto lo encontramos en máquinas industriales, electrodomésticos de gran tamaño o en el coche eléctrico.

¿Y los voltios?

Los voltios se representan con la letra V en mayúsculas. Su denominación proviene de la derivación del nombre de Alessandro Volta, el inventor de la pila voltaica en 1799.

Para medir el voltaje de un circuito electrónico se utiliza un aparato llamado voltímetro. Este dispositivo cuenta con varios elementos para realizar la medición:

  • Un terminal de entrada positivo, que se coloca en uno de los puntos del circuito. Suele estar señalado en color rojo.
  • Un terminal de entrada negativo, para situarlo en el segundo punto. Se suele marcar en color negro.
  • Una escala donde se leen los resultados en el caso de los voltímetros analógicos.
  • Una pantalla, que muestra la información cuando el dispositivo es digital.

Además de la unidad de medida del voltio, también podemos encontrar sus múltiplos como son:

  • Megavoltio o MW. Se trata de un millón de voltios.
  • Kilovoltio o kV. Igual a 1.000 voltios.
  • Milivoltio o mV. La milésima parte de un voltio.
  • Microvoltio o μV. La millonésima parte de un voltio.

¿Cómo pasar de vatios a voltios?

Como hemos explicado anteriormente, el voltaje (voltio) y la potencia eléctrica (vatio) se relacionan entre ellos a través de la intensidad (amperio). Por lo tanto, cuando queremos hacer el paso de vatios a voltios lo que necesitamos es utilizar la siguiente fórmula matemática:

Vatios / Amperios = Voltios

Si necesitas hacer esta conversión rápidamente, hoy en día existen en internet muchas páginas webs que lo realizan, a través de unos sencillos pasos. Para obtener el resultado tendrás que señalar la potencia de la instalación en vatios y la corriente en amperios, con lo que conseguirás en solo unos segundos el resultado en voltios de esa instalación.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?

Ahora que ya hemos explicado de forma más clara cuándo hablamos de vatios o voltios, cómo se mide cada uno de ellos, las diferencias que existen entre ambos y la forma de hacer la equivalencia entre las dos medidas, cuéntanos, ¿existen más conceptos sobre la electricidad en el día a día que necesites conocer más a fondo?