Home > Glosario > Energía térmica

¿Qué es la energía térmica?

Podemos definir la energía térmica como aquella energía contenida dentro de un sistema y que se libera en forma de calor.

Esta energía contenida surge como consecuencia del movimiento de las partículas que hay dentro de un cuerpo. Esto implica que los átomos tienen una energía cinética que es a lo que nosotros llamamos calor.

Según el Sistema Internacional de Unidades, esta energía se expresa en Julios (J), aunque también podemos usar las calorías (cal) para referirnos a la energía calorífica.

La energía térmica se puede transferir de un objeto de temperatura más alta a un objeto de temperatura más baja por conducción, convección o radiación.

  • Transmisión de calor por conducción. Este tipo de transmisión se produce cuando un cuerpo que presenta una temperatura elevada y hace contacto físico con otro cuerpo más frío, le transmite ese calor para que se produzca un equilibrio en la temperatura.
  • Transmisión de calor por convección. La transmisión de calor por convección se origina con el movimiento de partículas calientes de un lado a otro. Este tipo de transmisiones se pueden observar en el viento, cuando mueve partículas calientes y percibimos el calor.
  • Transmisión de calor por radiación. En este caso, la energía térmica se transmite mediante ondas electromagnéticas. De esta forma nos llega el calor procedente del Sol. 

¿Es renovable?

Dependiendo de cómo se obtiene esta energía, se puede considerar o no como una energía limpia o renovable. Por ejemplo, si la energía se produce mediante la quema de combustibles fósiles, no se considera limpia. Por el contrario, si se emplean fuentes de energía renovables como paneles solares si es renovable. 

 

Tipos de energía térmica

Según la forma de generarla, la energía térmica puede ser de varios tipos.

  • Energía geotérmica. Se obtiene a partir del calor interno de la Tierra.
  • Energía térmica solar. Se produce gracias al calor procedente del Sol.
  • Energía nuclear. Surge cuando se rompe el núcleo de un átomo (fisión), lo que libera una gran cantidad de energía calórica.
  • Energía química, a través de una reacción química.
  • Reacción exotérmica. Es decir, por la quema de algún combustible fósil.
  • Rozamiento en un proceso mecánico o químico.

Ejemplos de energía térmica

Hay muchos ejemplos en los que se manifiesta la energía térmica. El más natural que conocemos es el Sol, pero hay otros ejemplos como las calefacciones, que añaden energía térmica al interior de un inmueble; la combustión de materia orgánica como el carbón o el petróleo; las reacciones químicas en el cuerpo humano; o la fricción entre dos cuerpos. 

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?