Home > Glosario > Instalación eléctrica

¿Qué es una instalación eléctrica?

Una instalación eléctrica es el proceso de instalación de un circuito y equipo eléctrico necesarios para la distribución y uso de electricidad desde un elemento productor hasta un elemento consumidor. Este tipo de instalaciones incluyen diferentes tipos de cableado, interruptores y otros dispositivos.

El principal objetivo de una instalación eléctrica es la de proporcionar energía eléctrica en viviendas, oficinas o edificios, aunque también se pueden encontrar en plantas industriales, centros de datos, barcos, aviones, trenes y otros vehículos.

La instalación de estas unidades puede ser realizada por un electricista profesional o por alguien que haya sido capacitado en este campo.

Podemos diferenciar entre dos tipos de conexiones eléctricas atendiendo a su forma de conexión:

  • Circuitos en serie. Se trata de circuitos que conectan las resistencias de un extremo a otro. De esta forma solo existe un sentido de flujo de corriente eléctrica que afecta a todos los componentes.
  • Circuitos en paralelo. En este tipo de circuitos, todos los receptores están conectados entre sí en paralelo. Se trata de la conexión más usada debido a que presenta una mayor estabilidad. Esto es así porque todos los puntos del circuito poseen la misma tensión e intensidad. 

Tipos de instalaciones eléctricas

Como ya hemos explicado anteriormente, una instalación eléctrica es un sistema eléctrico cuyo objetivo es dirigir y distribuir la corriente eléctrica desde un punto de origen o elemento productor hasta un punto de salida o consumidor.

Según el tipo de tensión, podemos diferenciar hasta tres tipos de instalaciones eléctricas.

Instalación de alta y media tensión

Las instalaciones de alta y media tensión son instalaciones de gran potencia en las que la tensión máxima (o diferencia potencial) entre dos conectores supera los 1000 voltios (1Kv). Esto se debe al calentamiento de los elementos conductores, que producen grandes pérdidas de energía.

Algunos ejemplos de instalaciones de alta y media tensión son los grandes consumidores industriales o las líneas de transmisión de electricidad que van desde las generadoras de energía hasta las ciudades.

Instalación de baja tensión

Cuando hablamos de instalaciones de baja tensión nos referimos a aquellas que se utilizan para dotar de energía eléctrica a una ciudad, por ejemplo.

Se usan en las viviendas y edificios, ya que la diferencia potencial máxima entre dos conectores se encuentra por debajo de los 1000 voltios, pero por encima de los 24 voltios. Por este motivo, este tipo de instalaciones son las más comunes. 

Instalaciones de muy baja tensión

Las instalaciones de muy baja tensión son aquellas en las que la tensión máxima o diferencia potencial no supera los 24 voltios. Este tipo de instalaciones son menos empleadas.  

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?