Cómo entender la factura del gas

cabecera eligenio
¿Necesitas ayuda?
Home > Trámites y Gestiones de Luz y Gas > Cómo entender la factura del gas

Conceptos importantes para entender la factura del gas

Entender la factura del gas es importante para saber cuál es tu consumo. Por eso, a continuación vamos a nombrar cada uno de los conceptos que componen una factura de gas para que puedas entender más fácilmente tu factura del gas.

  • CUPS: es el Código Unificado de la instalación del Punto de Suministro de la red de gas natural, y aparece obligatoriamente en todas las facturas de gas natural. Este número lo necesitan las compañías distribuidoras y comercializadoras para identificar el suministro.
  • Peaje de acceso: este peaje paga el servicio de transporte de la energía y por usar la infraestructura que lleva el gas natural hasta las viviendas de los usuarios. 
  • Término fijo y término variable: estos términos son el precio a pagar por tener acceso al suministro y por el consumo realizado. Los explicaremos con detalle más adelante.
  • Impuesto especial sobre hidrocarburos: impuesto regulado por el BOE para desincentivar el consumo de gas natural y reducir las emisiones de CO2. Este impuesto se calcula en función del consumo.
  • Alquiler del contador de gas: concepto regulado por el gobierno y que paga alquiler del contador de gas a la distribuidora para que pueda hacer las lecturas.
  • IVA: impuesto establecido por el Gobierno. Hasta el 31 de diciembre de 2022, el Iva pasa de ser del 21% al 5%.

Tu idea más genial: ahorrar con Eligenio

¿Sabes que nuestro comparador te ayuda a ahorrar en luz y gas? ¡Qué bien sienta poder elegir!
¡Te llamamos!

Términos fijos

El término fijo en la factura es un concepto que se paga siempre, incluso en aquellos meses en que no se consume, simplemente por tener acceso al punto de suministro del gas.

El precio del término fijo en la factura del gas es cambiante según la tarifa contratada, y este es regulado por el Gobierno. El término fijo, por tanto, se paga por día, normalmente suele reflejarse por €/día pero muchas compañías lo realizan en €/mes.

Este término se calcula multiplicando el precio que tengas contratado con tu comercializadora por el número total de días que comprenda el periodo de facturación. 

Términos variables

Este concepto se refleja en la factura de gas como término variable o consumo de gas. El término variables es, por tanto, la parte de la factura que se paga por el consumo realizado de gas natural en el periodo facturado. 

El precio del término variable lo fijan las comercializadoras del mercado libre, aunque los usuarios pueden elegir tarifas de último recurso (TUR) con precios regulados por el Gobierno. 

Por lo general, la factura de gas muestra la lectura del contador actual y la anterior. Este término se calcula multiplicando el número total de kWh consumidos por el precio contratado con la distribuidora.

Calcular la factura del gas

Calcular el precio de la factura del gas es un paso esencial para que podamos hacernos una idea más clara de lo que estamos consumiendo y de lo que estamos pagando por nuestro consumo y, de igual forma, poder detectar algunos errores en la factura de gas.

Para calcular el recibo del gas, debemos sumar correctamente todos los conceptos que se muestran en la factura. Estos conceptos son: 

  • Término fijo de gas
  • Término variable o de consumo
  • Alquiler del contador
  • Impuesto sobre hidrocarburos
  • IVA

Aquí aportamos un ejemplo de cálculo de factura de gas:

Término fijo: 0,354894 €/día x 31= 11€

Alquiler de equipos: 1,50€

Término consumo: 568,35 kWh x 0,0421987 €/kWh = 23,98€

Impuesto sobre Hidrocarburos: 568,35 kWh x 0,002458€/kWh = 1,40€

IVA: 5% del total 

Consumo total: (11 + 1,50 + 23,98 + 1,40) * 1,05 = 39,77€

Cómo ahorrar en la factura del gas

Si aplicamos unos cuantos consejos en nuestra rutina nos permitirá ahorrar en el consumo de gas natural en nuestra vivienda.

En primer lugar, debemos conocer cual es la tarifa ideal que mejor se adapta a tu consumo de gas natural. Si bien las distribuidoras son las que designan al usuario una tarifa RL.1 o RL.2, dependiendo del consumo que haya realizado el año anterior, puede que con el paso del tiempo tu consumo aumente o disminuya.

En este sentido, si tu consumo anual supera por muy poco los 5.000 kWh, una forma de ahorrar es adaptar los hábitos de consumo para que no superen los 5.000 kWh y, así, poder acogerse a la tarifa RL.1 de gas.
De igual forma, otros consejos como mantener una temperatura de la calefacción entre los 20-21 grados o no abusar del agua caliente son eficaces para mantener el consumo a raya y, por tanto, ahorrar en la factura del gas.