Home > Blog > Cuanto consume un microondas

Cuanto consume un microondas

¿Saber medir cuánto consume un microondas? En este artículo te presentamos una guía que te ayudará a tomar la mejor decisión de compra.

El microondas es un electrodoméstico muy utilizado en el hogar. En nuestro día a día lo utilizamos constantemente para calentar todo tipo de alimentos, lo que acaba traduciéndose en un mayor nivel de consumo de electricidad.

Por eso, si te estás planteando comprar un microondas nuevo, averiguar cuánto consume uno de estos aparatos es un factor fundamental. En este artículo te lo contamos todo sobre este tema.

Clasificación energética del microondas

Iniciar el proceso de compra de un nuevo electrodoméstico puede volverse abrumador debido a la gran cantidad de opciones que existen. En el mundo del menaje del hogar, la decisión final de muchas personas suele tener mucho que ver con la clasificación energética del aparato en cuestión.

Sin embargo, para el microondas surge una particularidad. Se trata de un aparato que no presenta etiquetado energético. Así lo determina el Reglamento Delegado (UE) N° 65/2014, en su artículo 1 inciso 2b.

Y es que, como ocurre con muchos electrodomésticos pequeños, no es sencillo determinar una clasificación concreta, puesto que cuánto consume un microondas difiere según factores como el tamaño y la potencia escogidos.

Sin embargo, que este dato no te desanime: aún cuentas con varios factores en los cuales enfocarte para elegir el mejor microondas.

Ficha técnica del microondas

La ficha técnica reúne las principales características de un producto. Por esta razón constituye un excelente indicador al momento de escoger un microondas.

Su lectura es muy importante, ya que te brindará toda la información necesaria para decidir correctamente. En el caso de este aparato en concreto, en la ficha técnica podrás visualizar los siguientes detalles.

Capacidad

El primer elemento que verás en la ficha técnica de tu microondas es su capacidad, que en este caso se mide en litros. Dicho número guarda una estrecha relación con las dimensiones del modelo que hayas escogido.

Por tal motivo es que debes analizar factores como cuántas personas viven en tu hogar y la posible frecuencia de uso que le vas a dar, así como las cantidades que prevés que tendrás que calentar de una sola vez.

A su vez, antes de escoger un modelo define cuál será el espacio de la cocina que destinarás al microondas. Mide este espacio correctamente, para que puedas tener la seguridad de que encajará allí sin causar inconvenientes.

Por otro lado, la capacidad está determinada por dos factores. Uno de ellos es el diámetro del plato giratorio, que puedes comparar con tus recipientes y determinar si será suficiente para albergarlos. Por otro lado, la segunda dimensión a tener en cuenta es la altura máxima interna.

En cuanto a la capacidad, existen diversos modelos de microondas. Aquellos destinados a uso doméstico tienen un volumen que oscila entre los 17 y 40 litros.

Potencia

Otro de los elementos que encontrarás en la ficha técnica es la potencia. En el caso de este electrodoméstico se mide en vatios (W). Es importante aclarar que a mayor potencia, menor será el tiempo necesario para calentar un alimento. Sin embargo, también es cierto que al mismo tiempo aumentará el consumo del microondas.

Existe una norma general que indica que 1 minuto de uso de microondas sustituye a 7 de un horno eléctrico. Tomando esto como referencia, es conveniente volver a evaluar el futuro uso del electrodoméstico en casa y optar por un modelo con una potencia adecuada para nuestras necesidades.

Los modelos más vendidos tienen una potencia aproximada de 800 a 900 W. Si el modelo tiene grill, puede alcanzar los 1.000 vatios.

Voltaje

El voltaje es un aspecto a tener presente. En términos generales, se trata de la cantidad de voltios que actúan en un aparato o sistema eléctrico en un tiempo determinado. Es decir, que el voltaje mide la capacidad física de un circuito eléctrico.

El microondas posee un sistema de alto voltaje cuya finalidad es generar energía. Se debe tener cuidado en este aspecto debido a que muchas averías suceden en este circuito, entre ellas la falta de calentamiento de la comida o bien la quemadura de un fusible.

Programas

Los programas que lleva un microondas dependen del modelo elegido, aunque existen ciertas funciones comunes a todos los aparatos de este tipo. Es el caso de calentar y descongelar alimentos. Sin embargo, en lo que respecta a otras funciones como el grill, no todos poseen esta variante.

El modo de utilización de cada programa influirá en cuánto consume un microondas, ya que también hay que elegir la potencia a emplear. En este sentido, te recomendamos que investigues antes de decantarte por un modelo en concreto.

Tipo de instalación

La instalación del aparato dependerá del microondas seleccionado. En este aspecto, podemos encontrar de dos tipos: integrables y de libre instalación.

El primero de ellos va encastrado en un mueble. Esto posibilita un mejor aprovechamiento del espacio disponible. Además su mantenimiento es más sencillo, y le aporta distinción a la cocina.

El restante puede ser situado en cualquier lugar de la cocina, requiriendo solo de un enchufe para funcionar. Es más económico, y la opción ideal si tienes pensado cambiar de casa con cierta frecuencia.

Cuánto consume un microondas en watts

Este es uno de los factores centrales que predominan en la decisión de compra. Lo cierto es que determinar cuánto consume un microondas no es algo sencillo, ya que dependerá del modelo, del tipo de alimento que se vaya a calentar y de su eficiencia.

Tu idea más genial: ahorrar con Eligenio

¿Sabes que nuestro comparador te ayuda a ahorrar en luz y gas? ¡Qué bien sienta poder elegir!
¡Te llamamos!

El siguiente cuadro exhibe el consumo promedio frente a determinadas funciones.

FunciónConsumo Wh
Descongelar alimentos60 Wh
Calentar comida variada125 Wh
Cocinar alimentos congelados350 – 600 Wh
Usar la función grill900 Wh

Consejos para ahorrar en el consumo del microondas

El microondas es uno de los aparatos domésticos más eficientes. No obstante, existen determinadas sugerencias que puedes poner en práctica con el objetivo de ahorrar en tu consumo energético.

Esto contribuirá a cuidar el medio ambiente y darle un respiro al planeta. Asimismo, te permitirá utilizar tu microondas de la mejor forma, y alargar así su vida útil.

Así, si quieres ahorrarte unos cuantos euros en tu factura de luz, por favor toma nota y no te olvides de poner estos consejos en práctica.

  • Desconéctalo si no está en marcha. El consumo fantasma es uno de los elementos a tener en cuenta si quieres ahorrar. Y es que no es recomendable mantener el microondas enchufado si no lo estás usando, pues ello también demanda energía y no te aporta ningún beneficio.
  • Si cocinas en microondas, lee bien la receta. Muchas veces los detalles hacen la diferencia. Por ello puede ser muy útil ajustarse a los tiempos indicados, y así evitar gastar energía innecesariamente.
  • Abre el microondas solo cuando haya finalizado su ciclo. A veces la impaciencia nos puede, pero debes saber que abrir el aparato antes de tiempo hace que el calor generado se malgaste y el alimento pierda temperatura, teniendo que gastar más para terminar el ciclo de calentamiento.
  • Escoge una buena tarifa energética. Dependiendo de la compañía con la que trabajes y de cuál sea tu tarifa, podrás llegar a ahorrar mucho dinero en el consumo de tu microondas.
  • Calienta los alimentos en trozos pequeños. Aunque parezca una tontería, cortar los alimentos antes de calentarlos puede ayudarte a mejorar en gran medida la eficiencia de tu microondas.
  • Es bueno recurrir al papel film. Es un material que ayuda a concentrar el calor evitando que se escape, ahorrando así energía en el proceso. Además, también protege al alimento de cualquier agente externo.
  • Utiliza recipientes circulares, aptos para microondas. Debido a que este electrodoméstico posee una bandeja giratoria circular, calienta mejor la comida que se encuentre en recipientes de esa forma. Eso sí, no olvides asegurarte de que sean aptos para microondas (suelen venir con una etiqueta que así lo informa).
  • Si es factible, optimiza los ciclos. No siempre será fácil, pero si deseas comer varios alimentos que requieran el mismo tipo de cocción, puedes distribuirlos en un solo plato y calentarlos juntos.

Como ves, ahorrar en el consumo energético es posible, y si sigues estos consejos lo verás reflejado en el próximo importe a pagar. Ahora es momento de elegir el microondas que más se adapte a tus necesidades. Esperamos que esta guía te haya ayudado a conseguirlo.