Inducción o vitrocerámica, ¿qué placa es mejor?

¿Estás pensando en remodelar tu cocina y no sabes si elegir inducción o vitrocerámica? Te explicamos las ventajas e inconvenientes de cada una.
Home > Blog > Inducción o vitrocerámica, ¿qué placa es mejor?

Placa de inducción

Las placas de inducción, pese a guardar cierta similitud en su apariencia con las placas vitrocerámicas, no tienen el mismo sistema de calentamiento ni tampoco de funcionamiento en general. Las placas de inducción difieren de las vitrocerámicas en que en vez de calentar la placa, calienta únicamente el objeto a través de un campo magnético.

Características

La principal característica de las placas de inducción es que estas generan el calor instantáneamente mediante energía electromagnética, por lo que solo calientan los recipientes que necesitas y no la superficie.

Cualquier placa de inducción está provista de un imán que es el encargado de permitir la estimulación eléctrica para crear el campo magnético que emana el calor a cualquier recipiente situado sobre la placa.

Las placas de inducción tienen una apariencia muy similar a las de las placas vitrocerámicas, debido a que se componen de una placa de cristal cerámico y permite regular incluso la intensidad del calor, lo cual se realiza a través de varios botones táctiles.

Ventajas e inconvenientes

Las placas de inducción cuentan con algunas ventajas de las que las placas vitrocerámicas no disponen. Sin embargo, también cuentan con algunos inconvenientes que debes conocer antes de decantarse por un sistema u otro.

Ventajas de las placas de inducción

  • Calienta el doble de rápido: una de las principales y más importantes ventajas de las placas de inducción a tener en cuenta es que calientan a una mayor rapidez que la vitrocerámica, lo que a la larga permite un ahorro de tiempo y electricidad mayor. 
  • Mayor eficiencia: no solo su mayor eficiencia radica en que, como hemos visto antes, su proceso de calentamiento es mucho más rápido, sino que su emanación focal de calor no permite que haya pérdidas adicionales de calor, de ahí su eficiencia. 
  • Más seguridad: el hecho de poder focalizar el calor en solo un punto de la placa de cristal hace que el resto no adquiera la misma temperatura y sea mucho menos probable quemarse y también facilita su limpieza, ya que al no haber calor residual los restos de comida que puedan caer no se quedan pegados ni adheridos a la placa.

Inconvenientes de las placas de inducción

  • Necesita accesorios especiales: un inconveniente de adquirir inducción es que necesitas cacerolas, sartenes y ollas que sean compatibles con el funcionamiento electromagnético de la misma para que funcione y caliente el recipiente. Es decir, si adquieres una placa de inducción debes reponer tus accesorios de cocina ferromagnéticos, lo cual puede aumentar algo la inversión inicial.
  • Debes poner más atención al tiempo de cocinado: al calentar mucho más rápido los alimentos, debes estar más pendiente del tiempo de cocción, ya que estos pueden quemarse si no aprendes a controlar bien el tiempo.
  • Precio más elevado: por lo general una cocina de inducción es mucho más cara que las vitrocerámicas. Sin embargo, es cierto que este mayor coste es amortizado con el bajo consumo de la propia placa de inducción.

Placa de vitrocerámica

Una placa vitrocerámica es básicamente una placa de cristal cermánico que calienta los alimentos gracias a las resistencias eléctricas que contiene en su interior. La vitrocerámica es la opción más frecuente en los hogares hoy en día.

Características

El principal sistema de funcionamiento de las placas vitrocerámicas se basa en generar calor a través de las resistencias eléctricas que se encuentran bajo el cristal vitrocerámico que compone la placa. De esta forma, gracias a las resistencias, el cristal se calienta y así transmite el calor a los recipientes que son colocados encima. 

Ventajas e inconvenientes

Ventajas de las placas de la vitrocerámica

  • Precio más económico: una de las principales ventajas de la vitrocerámica es su precio mucho más barato en comparación con el coste de las placas de inducción. 
  • Calentamiento progresivo: esta es una ventaja para cocinar aquellos alimentos que no conviene que se calienten de inmediato, facilitando así que queden en su punto. De la misma forma, esto permite que también conserve mejor el calor residual, permitiendo seguir cocinando los alimentos una vez apagada.
  • Acepta cualquier tipo de recipiente: al contrario que la inducción, la vitrocerámica cuenta con la ventaja de que es compatible con todo tipo de recipientes de cocina, ya sea hierro, aluminio e incluso barro.

Inconvenientes de las placas de la vitrocerámica

  • Mucho más lenta: una de las ventajas de la vitrocerámica es que tarda mucho más en llevar a ebullición el agua o calentar los alimentos que la inducción, por lo que su consumo de energía es mucho más elevado.
  • Aporta menos seguridad: el cristal de la vitrocerámica tarda mucho más en enfriarse que el de la inducción, por lo que al haber calor residual, siempre debes tener más cuidado con no quemarte, sobre todo al limpiar o al dejar que los niños se acerquen a ella.
  • Se raya y ensucia con mayor facilidad: para evitar desperfectos en el cristal cerámico de la placa vitrocerámica, lo ideal es usar productos específicos para ellos, en su mayoría de grandes marcas que en general suponen un costo mayor que los de marca blanca.

¿Que gasta más inducción o vitrocerámica?

Cuando se trata de hacer la compleja elección entre inducción y vitrocerámica, un aspecto a tener en cuenta para determinar cuál es mejor adquirir es el gasto energético que hace cada una.

Elige con el genio del ahorro

Eligenio es el asesor que necesitas para ahorrar en tu factura de la luz. ¡Déjanos encenderte la bombilla!
¿Te llamamos?

Generalmente, las placas de inducción tienen un consumo energético menor, ya que al cocinar los alimentos en un menor tiempo, la energía que consume es mucho menor, llegando a consumir entre el 80% y el 90%. 

Por otra parte, las placas de vitrocerámicas tienen un consumo energético mayor, siendo habitual que la inducción suponga una reducción del 30% del consumo energético con respecto a la vitrocerámica.

Entonces, en resumidas cuentas, si lo que buscas es ahorrar en tu consumo energético, adquirir una placa de inducción será más rentable. No obstante, debes tener en cuenta otras cualidades de la misma y ver si en su totalidad es lo que buscas para tu hogar.

¿Qué es mejor inducción o vitrocerámica?

Ante la pregunta de si es mejor inducción o vitrocerámica, la respuesta no es sencilla, ni tampoco concisa. Comprar una u otra dependerá de muchos factores, sobre todo del precio, del consumo energético que quieras o de las distintas características que presentan.

Ambas opciones ofrecen tanto desventajas como cualidades muy positivas, por lo que a la hora de decantarte por una u otra opción lo aconsejable es que tengas muy en cuenta sus características y también tus gustos y necesidades, además de pensar cuál será el uso que le darás a la placa de tu cocina y si las opciones se adaptan a lo que buscas.