Mercado libre o PVPC: todas las diferencias

¿Conoces las diferencias entre el mercado libre y el PVPC en el ámbito de la electricidad? Hoy te lo contamos todo sobre estas tarifas.
Home > Blog > Mercado libre o PVPC: todas las diferencias

Como seguramente ya sepas, en el ámbito de la energía en España existen dos modelos bastante diferenciados de consumo: el mercado libre, y el PVPC o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor. Es decir, un mercado regulado de la electricidad.

Sin embargo, la mayoría de la gente desconoce las diferencias entre lo que suponen el mercado libre y el mercado regulado. En esta entrada del blog, exploraremos las diferencias clave entre estos dos sistemas de facturación dentro del campo de la energía eléctrica. 

También te contaremos cuáles son los beneficios de cada sistema y te ofreceremos consejos sobre cómo sacar el máximo provecho de cada uno. Al entender estos conceptos, podrás tomar decisiones más informadas sobre qué tipo de tarifa de la luz te interesa más contratar, y cuáles son los beneficios de cada uno de ellos.

¿Qué son el mercado libre y el PVPC?

El mercado libre de la energía es el modelo de comercialización que se estableció a partir del año 2009 España. Previamente, todo el sector de la energía estaba regulado, hasta que el Gobierno decidió liberalizarlo en este momento.

En el mercado libre, las empresas distribuidoras de electricidad (Endesa, Iberdrola, etc.) compiten entre sí ofreciendo diferentes tarifas y condiciones a los clientes.

Por otro lado, el PVPC o Precio Voluntario al Pequeño Consumidor es un mercado regulado en el que todos los clientes reciben la misma tarifa por parte de la distribuidora. Esto significa que, aunque la tarifa final puede variar según el mercado y la zona geográfica, todos los clientes de una misma provincia pagan lo mismo por su electricidad. 

Estas son las dos principales diferencias entre estos mercados: en el mercado libre, las empresas compiten entre sí para ofrecer precios más bajos y mejores condiciones a los clientes; mientras que en el mercado regulado, todos los clientes pagan la misma tarifa.

En este sentido, el Gobierno fija un importe máximo que se puede cobrar dentro del PVPC, y las empresas que se acogen al mismo están obligadas a respetar este techo de precios. Generalmente, el tope se aplica al precio del kWh.

Otra peculiaridad del PVPC es que el precio de la luz cambia cada hora, dependiendo de cuáles sean la oferta y la demanda. Así, podemos encontrarnos con horas «pico» con un precio muy superior, y horas con precios mucho más reducidos.

¿Cómo saber si tengo PVPC o mercado libre?

En España, todos los clientes de electricidad tienen derecho a contratar su electricidad tanto en el mercado libre como en el regulado. Sin embargo, en la práctica, la mayoría de los clientes están todavía en el mercado libre de la energía. De hecho, se calcula que aproximadamente el 62% de los españoles tienen este tipo de tarifa. 

De este modo, si tu factura de la luz no indica lo contrario, es muy probable que te encuentres dentro del llamado mercado libre. Y es que en España a día de hoy son más de 600 empresas las que se acogen a este tipo de tarifa, mientras que solo unas pocas seleccionadas por el Gobierno pueden ofrecer la tarifa de tipo PVPC.

Diferencias entre estar en mercado libre o PVPC

Una de las características más importantes del mercado regulado de la electricidad en España es que el precio del Kilovatio por hora que vas a pagar se calcula una vez que ha finalizado el mes. Así, si estás dentro del PVPC, no sabes cuánto vas a pagar de electricidad hasta que llega la factura. 

Supuestamente, esto se realiza de esta forma para poder fijar un tope en el gasto en los hogares y reducir así el importe que hay que abonar en la factura. Sin embargo, esto hace que sea difícil presupuestar y planificar tus gastos mensuales, y en la práctica muchas veces no supone un ahorro a final de mes.

Por otro lado, con las tarifas del mercado libre, puedes ver lo que vas a pagar por cada Kilovatio por hora cada mes para poder planificar mejor tu presupuesto. En este modelo de consumo, las empresas compiten entre sí para ofrecer el mejor precio posible, por lo que siempre puedes cambiarte a otra si tu proveedor actual te sube los precios o no estás contento con el servicio.

Elige con el genio del ahorro

Eligenio es el asesor que necesitas para ahorrar en tu factura de la luz. ¡Déjanos encenderte la bombilla!
¿Te llamamos?

Por tanto, el mercado libre de la electricidad en España es el modelo de comercialización en el que las empresas distribuidoras de electricidad (Endesa, Iberdrola, etc.) compiten entre sí ofreciendo las mejores tarifas y condiciones a los clientes. En general, este mercado supone un ahorro en la mayoría de los casos frente al mercado regulado, especialmente en tiempos de inflación y falta de recursos energéticos.

¿Qué tarifa de luz es mejor, PVPC o mercado libre?

Aunque en un primer momento se pensó en el PVPC como una forma de permitir ahorrar a las familias, lo cierto es que factores como la crisis, la inflación o la escasez de recursos energéticos han hecho que los supuestos beneficios de este modelo de cobro se hayan ido diluyendo con el tiempo.

A día de hoy, y a grandes rasgos, el mercado libre de la electricidad en España suele ser una opción más económica que el mercado regulado. Sin embargo, esto no es una regla fija, y en ocasiones el mercado regulado puede suponer un ahorro frente al otro tipo de tarifa. 

Por tanto, si quieres saber cuál es la mejor opción para ti, lo mejor es comparar las tarifas de luz del mercado libre y del mercado regulado. En general, las empresas ofrecen descuentos si contratas la luz junto con otros servicios como el gas, por lo que esta puede ser una buena forma de ahorrar.

Otra de las formas en las que puedes ahorrar es contratando tu electricidad con la ayuda del Bono Social. Se trata de una opción pensada para aquellas familias con ingresos bajos o que tengan alguna discapacidad, y permite contratar la electricidad con un descuento del 20% sobre el PVPC. 

En cualquier caso, la mejor opción para determinar qué alternativa es la más interesante para ti es comparar algunas de las empresas disponibles que más confianza te den y comprobar qué tarifa media están cobrando en ese momento.

Y por supuesto, recuerda que siempre tienes la opción de cambiar a un nuevo proveedor si no estás satisfecho con el precio que pagas actualmente.