¿Cómo funciona un coche eléctrico auto recargable?

Los coches eléctricos auto recargables aún no son una realidad, pero podrían estar pronto entre nosotros. Te contamos más aquí.
Home > Blog > ¿Cómo funciona un coche eléctrico auto recargable?

El coche eléctrico es una de las tecnologías más prometedoras que existen en la actualidad. Su funcionamiento es relativamente sencillo: se recarga conectándolo a un enchufe, y no contamina el medio ambiente. 

Sin embargo, no mucha gente conoce la que promete ser la mayor innovación en movilidad del siglo XXI: los coches auto recargables. Se trata de vehículos que teóricamente podrán recargar sus baterías sin necesidad de conectarlos a un enchufe, dándole así a sus conductores una autonomía casi infinita.

En este artículo hablamos de algunas de las principales tecnologías alternativas a la carga por enchufe, como el freno regenerativo, las carreteras solares y las baterías de grafeno. Además, damos algunas predicciones sobre cuándo será posible conseguir uno de estos vehículos.

¿Qué es un coche eléctrico auto recargable?

Los coches eléctricos auto recargables son una evolución natural de los coches eléctricos convencionales. La principal diferencia es que estos vehículos se pueden recargar de forma autónoma, sin necesidad de conectarlos a un enchufe.

Esto significa que, en teoría, estos vehículos podrían circular indefinidamente, siempre y cuando tuvieran acceso a la energía necesaria para su funcionamiento o a un sistema de carga adecuado. 

La mayoría de tecnologías necesarias para que existan los coches eléctricos auto recargables están todavía en fase de desarrollo o necesitan mejorar para poder utilizarse a escala comercial. Aún así, ya existen iniciativas que quieren traer este tipo de vehículos sostenibles al mercado antes de lo que podríamos pensar.

Alternativas a la recarga de batería

El coche eléctrico auto recargable teóricamente se podría recargar de varias formas diferentes. Todas ellas estarían pensadas para otorgarle al vehículo la mayor autonomía posible, de tal forma que no tendrías que preocuparte por cuánta carga le queda disponible a la batería durante un viaje largo o en tu día a día.

Pero, ¿cuáles son estas tecnologías que permitirían abandonar el uso de los cargadores tradicionales? Entre otras, a día de hoy se está trabajando en las siguientes:

  • Frenos regenerativos.
  • Carreteras solares.
  • Baterías de grafeno.
  • Paneles solares integrados.

A continuación te hablamos en detalle de estas soluciones.

Uso de paneles solares integrados

Una de las soluciones más sencillas es el uso de paneles solares en los propios vehículos particulares. De esta forma, los coches podrían absorber la energía del Sol durante el día para almacenarla en sus baterías y usarla después.

Esta tecnología tiene la ventaja de ser relativamente sencilla de implementar y no requiere grandes inversiones. No obstante, también tiene sus limitaciones: los coches tendrían que estar aparcados durante largos períodos de tiempo para que se cargan completamente, lo que no siempre es posible.

Así, aunque el uso de paneles solares en coches particulares podría ser una solución viable para algunos conductores, a día de hoy todavía no es la más eficiente y probablemente no será suficiente por sí sola hasta dentro de unos cuantos años.

Freno regenerativo

Otra forma de cargar estos coches sería aprovechando el movimiento. Algunos coches eléctricos auto recargables estarían equipados con dispositivos que permiten convertir la energía cinética en electricidad, lo que significa que se podrían recargar mientras circulan. 

Por ejemplo, los coches eléctricos de varias marcas ya están equipados con un dispositivo que se activa cuando el vehículo frena. El sistema aprovecha la energía cinética para almacenarla en las baterías y así poder usarla después. 

Esta es una solución más eficiente que los paneles solares, pero todavía requiere de mejoras tecnológicas para hacerla viable como solución única a largo plazo. A día de hoy, los frenos regenerativos ya se incorporan en muchos vehículos eléctricos, pero de momento solamente pueden utilizarse para aumentar ligeramente la autonomía del coche.

Algunos expertos predicen que podría ser comercialmente viable dentro de unos pocos años. Aún así, todavía habrá que esperar un tiempo hasta comprobar si esta solución es suficiente por sí sola, y serán necesarios grandes cambios en su planteamiento para poder conseguirlo.

Carreteras solares

Otra de las soluciones que se están estudiando es la de construir carreteras solares. Se trataría de paneles fotovoltaicos integrados en las mismas carreteras que recolectarían la energía del Sol para almacenarla en baterías.

De esta forma, los coches eléctricos auto recargables podrían cargarse mientras circulan por estas carreteras. Aunque pueda parecer una idea descabellada, ya hay varios países que están experimentando con este tipo de tecnología y se espera que dentro de unos años empiece a ser comercialmente viable. 

Eso sí, esta tecnología es la más futurista de todas y todavía hace falta desarrollarla mucho más antes de que pueda comenzar a implementarse a gran escala. Esto se debe principalmente a que sería necesario desarrollar algún tipo de carga por inducción para poder utilizarlas, una tecnología que todavía está en fase de investigación.

Baterías de grafeno

Otras soluciones más futuristas son las baterías de grafeno. Se trata de una tecnología relativamente nueva que se está desarrollando para mejorar la capacidad de almacenamiento de energía de los coches eléctricos. El grafeno es un material muy ligero y resistente que permite que las baterías sean mucho más pequeñas.

Por otro lado, el grafeno es un gran conductor de la electricidad, por lo que se podría usar para almacenar grandes cantidades de energía en un espacio relativamente pequeño. De esta forma, los coches eléctricos auto recargables podrían tener una autonomía muy superior a la de los coches eléctricos convencionales.

Aunque todavía está en fase de desarrollo, se espera que las baterías de grafeno sean comercialmente viables en unos pocos años.

¿Cuándo será posible utilizar coches eléctricos auto recargables?

Aunque todavía está en fase de desarrollo, es de esperar que dentro de no demasiados años el coche eléctrico auto recargable sea comercialmente viable.

 

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¡Te llamamos!

No obstante, todavía habrá que esperar un tiempo para que estas tecnologías maduren y lleguen al mercado. Aunque podrían aparecer antes en prototipos y en modelos exclusivos, la mayoría de expertos estiman que podrían estar disponibles para el público en general dentro de una o dos décadas.

Y es que aunque algunas de las tecnologías mencionadas ya estén entre nosotros en mayor o menor medida, otras (como las baterías de grafeno o las carreteras solares) aún tienen un largo proceso de desarrollo por delante.