¿Cómo se limpia la placa de inducción?

Aprende cómo limpiar la placa de inducción para mantenerla libre de grasa y residuos, pero sin riesgo de rayarla o estropearla.
Home > Blog > ¿Cómo se limpia la placa de inducción?

Cómo limpiar la placa de inducción sin rayarla

Si tienes una placa de inducción en tu cocina, sabes lo habitual que es que se adhieran a ella restos de comida, grasas y manchas de alimentos. Esto no solo da un mal aspecto, sino que además compromete el buen funcionamiento, por lo que es importante limpiarla de manera adecuada. Ahora bien, por tratarse de un material delicado, es muy susceptible de rayarse.

Para limpiar una placa de inducción sin rayarla debes tener cuidado tanto con las herramientas como con los productos de limpieza que utilizas.

En primer lugar, usa una rasqueta o limpiavidrios para eliminar el exceso de residuos. Este instrumento es lo suficientemente fino para levantar los alimentos pegados a la placa sin llegar a causar rayones. No emplees nunca cepillos de cocina con cerdas duras ni estropajos de metal.

Respecto a productos limpiadores, evita lavavajillas o detergentes genéricos, ya que tienden a quitar el brillo. Lo ideal es que adquieras un líquido especial para limpiar placas de inducción, pues está fabricado para eliminar el sucio sin desgastar la superficie. Por su parte, los desengrasantes de vidrios son útiles cuando los alimentos se han salpicado en exceso o se ha derramado algo de aceite.

Por último, para aplicar cualquier producto, opta por paños suaves de microfibra, bayetas o esponjas, y asegúrate de tener uno para aplicar los productos y otro para retirarlos.

¿Se puede limpiar la placa de inducción con vinagre?

El vinagre es un excelente limpiador y desinfectante de superficies, por lo que puedes usarlo para eliminar la grasa de la placa de inducción y además devolverle un poco el brillo perdido. La mejor manera de hacerlo es aplicándolo tibio, distribuirlo con un paño y luego retirarlo con otro paño humedecido. A pesar de esto, recuerda que existen productos específicamente diseñados para limpiar las placas de inducción, que siempre serán la mejor alternativa.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¡Te llamamos!

Cómo limpiar una placa de inducción quemada

Para limpiar una placa de inducción quemada debes seguir estos pasos:

  • Utiliza una rasqueta para eliminar los restos de alimento quemado que se han adherido a la superficie. Mantén la inclinación a menos de 45o de la placa.
  • Aplica un poco de limpiador especial sobre el área quemada y deja actuar por un par de minutos.
  • Frota con una bayeta y repasa en aquellos lugares en los que sea necesario.
  • Pasa un paño ligeramente humedecido para eliminar restos del producto.

Claves para limpiar y mantener la placa de inducción como nueva

Una limpieza adecuada y frecuente es indispensable para que tu placa de inducción se conserve en perfectas condiciones y pueda durar más tiempo, pero no es lo único que importa. Por eso, te damos algunas recomendaciones para poner en práctica más allá de la limpieza adecuada, que alargarán la vida útil del electrodoméstico.

  • Usa utensilios apropiados: asegúrate de que las ollas y sartenes sean aptos para cocinas de inducción, y además tengan una base gruesa, plana y sin ningún tipo de orificios.
  • Cuidado con el azúcar y la sal: por su textura fina y granulada, estos ingredientes pueden rayar la placa de inducción si caen sobre ella, por lo que debes prestar mucha atención. Intenta añadirlos a la preparación antes de llevar los alimentos a cocción, y en caso de que necesites rectificar, carga una cuchara fuera del área de la placa y pon la mano debajo hasta llevarla a la olla o sartén.
  • No deslices los recipientes: si necesitas cambiar el área de la placa sobre la cual cocinas, levanta la fuente en lugar de rodarla por el vidrio.
  • Espera que la placa se enfríe: deja pasar tiempo suficiente desde que terminas de cocinar hasta que inicias la limpieza, de modo que desaparezca todo rastro de calor residual. 
  • Utiliza productos adecuados: nunca apliques detergentes abrasivos como cloro o lejía sobre la superficie de la placa. En caso de que se te acabe el limpiador especial, es mejor optar por opciones naturales como vinagre o limón.
  • No pongas alimentos encima: la placa de inducción no es una extensión de la encimera, así que, cuando esté apagada, no la uses para colocar comida o recipientes. Lo único que debería estar en ella son las ollas y sartenes ferromagnéticas.
  • Limpia después de cada uso: no dejes que se acumulen residuos ni vuelvas a cocinar hasta no haber eliminado toda la grasa de la vez anterior. Mientras más tiempo pase, más complicado será quitar la suciedad.
  • Sé cuidadoso al cocinar: como siempre, es mejor prevenir que tratar, así que ten el máximo cuidado cuando estés utilizando tu placa de inducción para evitar golpearla, derramar alimentos o rozarla con objetos puntiagudos.

Limpiar la placa de inducción debe ser un paso fijo en tu rutina después de cocinar. Sin embargo, no vale hacerlo de cualquier manera, sino que es necesario contar con los productos correctos. Recuerda que se trata de un artefacto delicado, y su preservación depende del buen uso y los cuidados adecuados que le des.