Ventajas de los electrodomésticos inteligentes

Cada vez es más habitual automatizar distintas funciones del hogar utilizando electrodomésticos inteligentes. Descubre cómo funcionan.
Home > Blog > Ventajas de los electrodomésticos inteligentes

¿Cuáles son las ventajas de los electrodomésticos inteligentes?

La incorporación de la domótica a los electrodomésticos que usamos en el día a día se cuela cada vez más en nuestra vida cotidiana. Esto proporciona múltiples ventajas como el control a distancia desde nuestros dispositivos y una mayor eficiencia en el uso de la energía, además del ahorro de tiempo que todo esto supone en nuestra rutina diaria.

Mayor eficiencia

Con cada nueva línea de electrodomésticos que se diseña se consigue batir un nuevo récord en eficiencia, tanto a nivel energético como de funcionalidades. Hoy en día podemos tener un control exacto de su funcionamiento a través de nuestro móvil, y así ahorrar electricidad al utilizar cada proceso a distancia. Gracias a la domótica podemos apagar el aire acondicionado cuando nos hemos ido de casa o programar alguno de los electrodomésticos para que funcionen en horas específicas en las que la energía es más barata.

Son más seguros

El poder controlar los electrodomésticos desde nuestro dispositivo móvil y saber en qué parte del proceso de funcionamiento se encuentran nos permite también tener conocimiento de si están funcionando bien o si experimentan algún fallo.

Como una de las funciones más destacables, estos aparatos pueden notificarte si ha sucedido algún inconveniente durante su funcionamiento, lo que se traduce en una mayor seguridad para el hogar.

Facilidad de uso

Al estar ya tan acostumbrados al uso del móvil, el empleo de los electrodomésticos inteligentes es solo un paso más o una aplicación adicional en nuestros dispositivos. 

Por otro lado, una casa con electrodomésticos inteligentes permite el control por voz, y de esta manera, este tipo de aparatos se vuelve mucho más accesible a las personas con discapacidad visual, mejorando su autonomía.

Otro ejemplo de la facilidad de uso que ofrecen estos electrodomésticos es la posibilidad de acceder a aplicaciones como Google Calendar, útil para tener a mano las tareas y horarios de cada miembro de la familia. También cuentan con navegador web, lo que permite realizar cualquier consulta rápida según el aparato. 

Existen un sinfín de aplicaciones para descubrir las funcionalidades de estos equipos y sacarles el máximo provecho, sin olvidar que hay una amplia variedad de tutoriales para poder programar los electrodomésticos inteligentes a nuestro propio gusto.

Control en remoto

El móvil se convierte en nuestro control remoto. Con él podemos adelantarnos y precalentar el horno a la temperatura deseada, encender o apagar luces a nuestra conveniencia, así como el aire acondicionado, la televisión o cualquier otro electrodoméstico que queramos manejar mientras estamos a distancia o ejecutando otras tareas. También, se puede controlar los aspersores de césped, electrodomésticos de limpieza y todo aquello que queramos conectar a la red móvil. De esta manera, se abren un sinfín de posibilidades ante nuestros ojos para simplificar nuestra vida y entrar en una nueva generación de electrodomésticos para el hogar.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¡Te llamamos!

¿Existen desventajas para usar electrodomésticos inteligentes?

Una de las mayores desventajas de los electrodomésticos inteligentes es el incremento del precio de los mismos. Además, estos aparatos dependen por completo de la electricidad y de internet. Si, por algún motivo, estos servicios se vieran interrumpidos, no podrán utilizarse los equipos o se verían afectados.

¿Se puede convertir un electrodoméstico convencional en inteligente?

Debido a la complejidad de los sistemas y a la convivencia de nuevas y viejas tecnologías en el hogar, la respuesta puede ser un tanto amplia.

Por ejemplo, si cogemos una nevera convencional y la quisiéramos convertir en inteligente, podría lograrse instalando una toma de corriente especial para esta función. Sin embargo, el frigorífico solo obedecerá las órdenes que recibiera de esa toma. Y es que si un aparato no es inteligente de fábrica, puede incluir opciones específicas para una u otra tarea, pero nada más. Por eso, hacer este tipo de instalaciones solo se traduciría en poder encender o apagar el electrodoméstico, pero no incluiría el desarrollo de una memoria o aprendizaje sobre las funciones que le ordenamos. De igual forma, hacer este tipo de adaptaciones sí que sería de gran utilidad para aumentar la eficiencia energética de tu hogar y el ahorro de tiempo en las tareas.  

Los electrodomésticos inteligentes son una gran herramienta que está cada vez más al alcance de todos. Si bien tener un hogar totalmente automatizado implica un desembolso inicial de dinero considerable, a la larga, garantiza una serie de ventajas que mejoran tanto tu calidad de vida como la sostenibilidad de tu vivienda. Gracias a ello, es posible ahorrar más energía y cuidar así el medioambiente, a la vez que detectar a tiempo cuando está fallando algún aparato y hasta programar, a gusto y conveniencia, ciertas tareas de limpieza.