Home > Blog > ¿Qué es una electrolinera y cómo funciona?

¿Qué es una electrolinera y cómo funciona?

Las electrolineras se encuentran en las vías y permiten recargar las baterías de coches y todo tipo de vehículos eléctricos.

¿Qué es una electrolinera?

Las electrolineras son una especie de estación de servicio que surte de energía a los vehículos eléctricos. Operan de manera similar a las gasolineras de toda la vida, pero en lugar de llenar tanques de gasolina, el cable distribuye una potencia eléctrica que alimenta las baterías de este tipo de automóviles. 

Hoy en día, el auge de los coches enchufables ha hecho necesaria la instalación de electrolineras a lo largo y ancho del territorio nacional. Se encuentran ubicadas en zonas estratégicas, como parques o centros comerciales, en las que la afluencia de personas es mayor, así como también en carreteras y autopistas.

¿Cómo funciona una electrolinera?

El funcionamiento de las electrolineras es bastante simple. Los dueños de coches eléctricos que deseen recargar su batería deben aparcar de manera que el enchufe quede paralelo a la instalación para poder conectar el cable. Una vez hecho esto, hay que esperar cierto tiempo hasta que la carga esté lista y, entonces, pagar por la cantidad de energía suministrada.

Es importante tener presente que los tiempos de carga no son siempre iguales, sino que pueden variar considerablemente dependiendo del tipo de electrolinera. En general, existen dos:

  • Carga rápida: también son conocidas como cargas de modo 4, son las más veloces cuando se trata de alimentar la batería, pudiendo llevarla hasta un 70% en tan solo media hora. Tienen conectores de tipo CCS Combo y CHAdeMOS, su potencia alcanza los 50 kWh e incluyen un transformador que permite surtir corriente continua, lo que hace el proceso mucho más rápido. Como es de esperar, son la opción más costosa.
  • Carga semirápida: hablamos del llamado modo 3, cuyas potencias van de unos 8 kWh hasta 40 kWh, esto último en casos de carga trifásica. Utilizan corriente alterna y tienen conectores de tipo Mennekes o SAE J1772. Dependiendo de la potencia empleada, el tiempo de carga puede ir desde 1 hora hasta 4.

En cuanto al precio del kilovatio por hora, este suele variar de una compañía a otra y dependerá de la potencia ofrecida e, incluso, del momento del día en el que se haga la recarga.

Tu idea más genial: ahorrar con Eligenio

¿Sabes que nuestro comparador te ayuda a ahorrar en luz y gas? ¡Qué bien sienta poder elegir!
¡Te llamamos!

Diferencias entre electrolinera y gasolinera

Aunque es habitual confundir electrolinera y gasolinera, en especial porque ambas se consideran estaciones de servicio, la realidad es que no son iguales. Como es evidente, su principal diferencia es el tipo de energía que surten. Mientras que en la electrogasolinera se dispensa corriente eléctrica a determinada potencia para recargar baterías, las gasolineras suministran gasolina u otras fuentes de combustibles fósiles que llenan un depósito en los coches con motores de combustión interna.

Además de lo anterior, las instalaciones de las electrolineras suelen ser más sencillas que las de las gasolineras. Casi siempre se limitan a una estructura vertical en la que se mantiene el cable de alimentación y un pequeño tablero para procesar los pagos. De hecho, muchas veces, se encuentran al aire libre, sin ningún techado encima de ellas, algo que rara vez sucede en las gasolineras. 

¿Cómo se montan las electrolineras?

Las electrolineras son proyectos que casi siempre se impulsan desde el Estado y sus instituciones. Sin embargo, cada vez más empresas privadas apuestan por la instalación de estos puntos de recarga como una forma de contribuir con una movilidad más limpia y obtener beneficios económicos por ello. 

Para montar una electrolinera existen dos opciones. La primera es costear la inversión de forma particular, considerando una ubicación estratégica en la que haya un alto tráfico de coches eléctricos. Es recomendable para inversionistas o grandes empresas.

La otra alternativa es que la misma distribuidora de energía tenga interés en montar una electrolinera en un negocio específico. Suelen ser centros comerciales o zonas muy transitadas y, en este caso, dicha empresa le paga al dueño del local por utilizar su espacio. Por supuesto, esto también supone un valor añadido para el empresario, en la medida en que sus clientes podrán recargar su coche mientras están en el lugar. 

¿Cuántas electrolineras hay en España?

No existen cifras oficiales del número de electrolineras en España. Pero, según el portal Electromaps, que informa sobre las distintas ubicaciones, en el mes de julio de 2022 estas instalaciones ascienden a 11 160. Se espera que estos números aumenten de manera considerable, pues la Unión Europea plantea que exista un punto de recarga cada 60 metros para el año 2030. Esto va de la mano con la prohibición de venta de coches de combustión que se prevé adoptar a partir de 2035.

Las electrolineras se han ido extendiendo progresivamente por todo el territorio español. De momento, la mayoría se concentran en las grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Valencia o Bilbao. Sin embargo, instituciones nacionales y europeas impulsan su creación con la finalidad de incentivar el cambio eléctrico en el país y reducir el uso de combustibles fósiles, así como su huella medioambiental.