¿Qué es un Fancoil y cómo funciona?

Los fancoils están ganando terreno como una alternativa limpia y económica a los aires acondicionados. Te lo contamos todo sobre ellos.
Home > Blog > ¿Qué es un Fancoil y cómo funciona?

Un fancoil es un equipo especializado que se utiliza en el sector de la climatización. Se trata de un aparato similar a un aire acondicionado o bomba de calor, pero con una serie de diferencias que hacen que sea más compacto, sencillo de instalar y, en general, más eficiente y duradero.

En los últimos años, los fancoils se están convirtiendo en una de las piezas fundamentales en el sector de la climatización, y pueden encontrarse muchos tipos distintos en función de su ubicación y su estructura física.

Los fancoil son un tipo de equipo compacto y versátil, que puede montarse en cualquier superficie. En este artículo vamos a explicar qué es exactamente un fancoil, cómo funciona y cuáles son sus principales ventajas. También te diremos cuál es el mejor fancoil según tu situación particular. ¡No te lo pierdas!

¿Qué es un fancoil?

Un fancoil es un equipo de climatización compuesto por una serie de elementos especializados: un ventilador, un intercambiador de calor y una cubierta protectora

En términos muy sencillos, el fancoil o ventiloconvector está compuesto por una batería y una serie de tuberías que transportan agua. Este líquido es el que actúa como refrigerante, ya sea para enfriar una estancia o para calentarla.

Por otro lado, el fancoil se encarga de distribuir el aire caliente o frío producido por la propia máquina mediante su ventilador incorporado. Así, puede servirnos para enfriar o calentar una estancia de gran tamaño, a pesar de ser un aparato relativamente pequeño.

La principal ventaja del fancoil es su versatilidad. Se trata de un equipo compacto y ligero que puede montarse en cualquier superficie. Además, no requiere de una instalación muy compleja ni costosa, y puede funcionar durante un periodo de tiempo relativamente largo.

¿Cuál es el funcionamiento de un sistema fancoil para aerotermia?

Una vez puesto en marcha, el sistema de transporte de calor del fancoil se encarga de llevar agua a través de sus tuberías. Este líquido está en contacto directo con el aire del ambiente, lo que permite que se produzca un intercambio térmico entre ellos. 

Así, si queremos enfriar una estancia, en el interior del fancoil empezará a circular agua fría, que enfriará el aire que entra en el equipo para después ser expulsado de nuevo a la estancia. Por el contrario, si queremos calentar una habitación, el proceso será el mismo, excepto que el agua que circula será caliente.

Este principio es muy similar al que utilizan los aires acondicionados y bombas de calor tradicionales para obrar su efecto. Sin embargo, la principal diferencia radica en que este tipo de aparatos utiliza un sistema de refrigeración por gas, mientras que el fancoil usa el agua como conductor del calor.

De esta forma, la instalación es mucho más sencilla, el equipo es más compacto, y el mantenimiento suele ser menos costoso y complicado de realizar. Por lo tanto, un fancoil puede ser una gran alternativa a los aparatos de aire acondicionado tradicionales.

Tipos de fancoil

El fancoil es un equipo de climatización que está ganando terreno en el mercado. Se trata de un aparato compacto, versátil y eficiente, que tiene varias ventajas sobre los aires acondicionados o bombas de calor tradicionales.

En el último tiempo, el ventiloconvector se ha convertido en una de las opciones más populares para climatizar todo tipo de espacios. Su funcionamiento es sencillo y eficiente, y puede adaptarse a cualquier tipo de ubicación. Además, su instalación es rápida y sencilla, lo que lo hace ideal para espacios residenciales o comerciales.

Es por eso por lo que están apareciendo cada vez más alternativas en el mercado. A continuación, te contamos cuáles son los principales tipos de fancoil.

Elige con el genio del ahorro

Eligenio es el asesor que necesitas para ahorrar en tu factura de la luz. ¡Déjanos encenderte la bombilla!
¿Te llamamos?

Fancoils según el número de tuberías

En función del número de tuberías que utilicen, podemos distinguir dos tipos principales de fancoil:

Fancoil de dos tuberías: Este equipo está compuesto por un único circuito de agua, con una tubería de ida y una de vuelta. Su principal ventaja es que son más económicos y compactos; y su único inconveniente es que no pueden refrigerar y enfriar a la vez. Aún así, a día de hoy son los más utilizados en todo tipo de locales de pequeño tamaño y en viviendas personales.

Fancoil de cuatro tuberías: Este tipo de ventiloconvector está compuesto por dos circuitos independientes, con dos tuberías cada uno. Gracias a este sistema, que también cuenta con dos baterías, este aparato es capaz de enfriar y calentar estancias distintas al mismo tiempo, lo que es muy útil en grandes superficies con necesidades climáticas diferentes.

Fancoils según la ubicación

Además de por el número de tuberías con las que cuenten, los fancoils también se pueden clasificar en función de la ubicación en la que se van a colocar:

Fancoils de suelo y de pared: Este tipo de aparato se coloca en el suelo o en un lado de una habitación. Es ideal para climatizar viviendas aprovechando las tuberías que ya existen para el sistema de radiadores de una casa.

Ventiloconvectores de techo: Esta clase se coloca en el techo de la estancia, y en general se esconde detrás de un falso techo para mejorar la estética de la habitación.

Fancoils de conductos: Se trata de la opción más habitual en grandes superficies y espacios grandes. Generalmente se instalan dentro de los conductos de ventilación, y permite calentar o enfriar varias estancias a la vez de forma sencilla.

Fancoils de cassette: Este fancoil tiene una caja integrada que se esconde tras un falso techo. Únicamente queda a la vista la rejilla de ventilación, siendo este un tipo muy común en empresas y otros locales de negocios.

¿Cómo elegir el mejor fancoil?

Ahora que ya sabes cuáles son los principales tipos de fancoil y sus características, ¿cómo puedes elegir el equipo ideal para tus necesidades?

En primer lugar, debes tener en cuenta la ubicación del fancoil. Si vas a instalarlo en una habitación pequeña o de poco uso, quizás un modelo de dos tuberías sea suficiente. Y en el caso de un hogar, es probable que prefieras optar por un modelo de suelo o de pared.

También debes tener en cuenta el nivel de ruido del fancoil. Algunos modelos son más silenciosos que otros, y si vas a instalarlo en una habitación donde se va a estar mucho tiempo (como un dormitorio), quizás sea mejor optar por uno más silencioso.

En cuanto al precio, debes saber que los ventiloconvectores suelen ser más económicos que los aires acondicionados, ya que su funcionamiento es más eficiente. No obstante, en el mercado puedes encontrar fancoils de todos los precios, por lo que debes fijarte en tu presupuesto para elegir el modelo perfecto.

En resumen, si estás buscando un fancoil para climatizar tu hogar o tu negocio, no dudes en seguir estos consejos. De esta forma podrás elegir el modelo ideal para tus necesidades y ahorrar dinero a corto y largo plazo.