> Blog > Cómo refrescar la casa en verano: las mejores ideas
Cómo refrescar la casa en verano: las mejores ideas

Cómo refrescar la casa en verano: las mejores ideas

En tu vivienda es importante mantener una temperatura ideal para descansar. Descubre cómo refrescar la casa en verano con estos consejos.

Ideas para refrescar la casa de forma natural

La época de mayor calor del año se acerca y es hora de que pongas a punto tu vivienda para que estés preparado para ello. Pero, ¿cómo refrescar la casa en verano? Quizás uses el aire acondicionado, sin embargo, lo cierto es que es interesante que no abuses de él. Pues, reseca el ambiente y no es muy saludable.

Por eso, te ofrecemos algunas ideas para mantener tus espacios frescos y agradables en casa de forma natural. Son acciones que han funcionado desde siempre, incluso cuando las familias aún no disponían de aparatos que regulasen la temperatura. Actualmente, continúan siendo de gran utilidad.

Ventila a primera hora

Tener la casa bien ventilada es un método muy eficaz para que siempre haya una buena temperatura en tu vivienda. Para ello, en verano debes abrir las ventanas a primera hora de la mañana, cuando aun el aire es fresco, al igual que a última hora de la tarde o por la noche.

Te recomendamos que hagas esto con la técnica del aire cruzado, es decir, debes crear corrientes de aire abriendo ventanas que estén enfrentadas. Así, sabrás cómo refrescar la casa en verano de forma eficaz.

Mantente hidratado

La hidratación es importante durante todo el año, pero en verano debes preocuparte más por beber agua más a menudo. 

Esto es imprescindible para evitar que te deshidrates, ya que en esta situación provocará una serie de alteraciones en tu organismo que pueden acabar generando una sensación de fatiga, dolores de cabeza e incluso la pérdida de minerales importantes como el sodio, que ponen en riesgo tu salud.

Por esta razón, en verano se recomienda beber de dos a tres litros de agua repartidos a lo largo del día. También puedes consumir zumos en lugar de agua, batidos o infusiones, ¡mejor con hielo! No es necesario que esperes a tener sed, sino que debes beber antes de que esta aparezca.

Elige con el genio del ahorro

Eligenio es el asesor que necesitas para ahorrar en tu factura de la luz. ¡Déjanos encenderte la bombilla!
¿Te llamamos?

Utiliza tejidos ligeros y claros en las habitaciones

Elegir los tejidos adecuados es otra opción que debes tener en cuenta si quieres saber cómo refrescar la casa en verano. En invierno, el sofá calentito es agradable, así como la alfombra, pero cuando hace calor debes utilizar telas frescas en estos muebles, preferiblemente de algodón, lino o hilo. 

Asimismo, apuesta siempre por colores claros, como el blanco, beige, rosa palo… Estos filtran menos la luz y son bastante refrescantes. Quita las alfombras de casa y asegúrate de tener el suelo despejado. Fregarlo con frecuencia te ayudará a mantener la vivienda más fresca. Antiguamente, se solían rociar los patios, balcones y estancias más calurosas con agua. Prueba esta opción para los exteriores.

También, te aconsejamos elegir sábanas de algodón o seda para la cama, pues estas telas son más frescas y te ayudarán a que tengas un sueño reparador. Esto es importante cuando hace mucho calor.

En cuanto a las aberturas de casa, utiliza cortinas de tonos cálidos. Si tienes ventanas donde da el sol directamente, elige telas o estores opacos que no filtren la luz. En este caso, es positivo elegir colores fríos, como azules o verdes.

Regula la persiana y toldos

Durante las horas centrales del día, cuando incide con mayor fuerza el sol y hace más calor, es recomendable bajar las persianas. También, puedes instalar toldos, sobre todo en ventanas y balcones con orientación sur y oeste, pues el sol será intenso por las tardes. Así, sabrás cómo refrescar la casa en verano cuando nada parece estar funcionando.

Cocina en las horas más frescas

La cocina suele convertirse en la estancia más calurosa de la casa en verano. Los electrodomésticos, el horno y los fogones encendidos hacen que este lugar se caliente demasiado durante estos meses del año.

Para evitar esta situación, puedes cocinar en las horas más frescas, al caer la tarde y preparar la comida del día siguiente en este momento. Además, es importante que cuando lo hagas tengas la ventana abierta, así conseguirás que salga el calor producido por los fogones mientras llevas a cabo tu labor culinaria.

Evita luces y el uso de electrodomésticos

Otro aspecto fundamental es que tengas la casa más oscura hacia el mediodía y las primeras horas de la tarde, pues es el momento de mayor luz solar y más calor. Si mantienes tu hogar en penumbra lograrás que esté más fresco.

También, es interesante que apagues los electrodomésticos que no estés utilizando, así como lámparas y luces. No mantengas la televisión encendida si nadie la está viendo y procura hacer comidas en las que no sea necesario depender del horno.

Riega tus plantas más a menudo

Las plantas son tus grandes aliadas en verano, y es que no solo sirven para decorar, sino para refrescar tu hogar. Riégalas más a menudo, pues además de necesitar más agua en esta estación, ayudan a mantener el ambiente en el que se encuentran más fresco cuando tienen suficiente humedad.

Además, conviene que elijas plantas de hoja grande, pues mejoran la temperatura en las estancias en las que se encuentran de forma natural. En cuanto a su riego, hazlo por la noche o al caer la tarde.

Ahora que sabes cómo refrescar la casa en verano, no dudes en aplicar estos sencillos consejos que seguramente te ayudarán. Y es que durante esta estación, es crucial que sepas cómo mantener tu vivienda con una temperatura adecuada sin necesidad de depender del aire acondicionado. Así, podrás estar en ella mucho más cómodo cuando el calor apriete.