Registro de huella de carbono: qué es y cómo funciona

¿Quieres conocer más acerca del registro de huella de carbono y cómo funciona? Aquí resolveremos todas tus dudas sobre el impacto generado en el

¿Qué es el registro de huella de carbono?

El Registro de huella de carbono creado por el Real Decreto 163/2014, de 14 de marzo, tiene la finalidad de fomentar el cálculo y reducción de la huella de carbono por parte de las organizaciones. A través de esta creación estatal se facilita la reducción de emisiones contaminantes al mismo tiempo que las organizaciones son compensadas por su huella de carbono.

La huella de carbono de una empresa es, de forma muy resumida, la totalidad de gases de efecto invernadero causados por efecto indirecto o directo en la actividad de dicha compañía. De esta forma, las empresas son más conscientes de qué impacto causan en el medio ambiente, y pueden poner en marcha protocolos para ser más eficientes en su actividad y menos contaminantes.

En la web de Repsol podrás calcular tu huella de carbono personal de todo un año en unos sencillos pasos. Con esta herramienta podrás conocer tu huella de carbono según las actividades puntuales de tu día a día, como viajes, reuniones, etc. Es muy sencillo, rápido y gratuito.

Inscripción en el registro de huella de carbono

El tipo de huella de carbono a inscribir en el registro únicamente corresponde a la huella de carbono de la empresa. Para ello, el alcance mínimo necesario para realizar la inscripción es de emisiones de gases de efecto invernadero de alcance 1 y 2.

Todas las emisiones correspondientes a un alcance 3, así como alcances 1 y 2 en el caso de tratarse de organizaciones no PYMES o PYMES que cuenten con emisiones de proceso, tendrán que verificarse mediante un tercero independiente.

¿Quiénes pueden inscribirse?

En el registro de huella de carbono estatal pueden inscribirse una serie de grupos de personas, que explicamos a continuación.

Por un lado, pueden inscribirse en el registro de huella de carbono aquellas personas jurídicas o trabajadores autónomos responsables de emisiones de gases de efecto invernadero que deseen calcular su huella de carbono, así como proceder a la reducción y/o compensación de sus emisiones.

También, aquellas personas físicas o jurídicas titulares de proyectos de absorción de CO2. Dentro de este tipo de huella de carbono, encontramos tres secciones: 

  • Sección de huella de carbono y de compromisos de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero: en ella se inscriben las huellas de carbono de la organización y los compromisos de reducción de GEI asociados.
  • Sección de proyectos de absorción de CO2: a esta sección pertenecen las absorciones de CO2 en proyectos relacionados con el uso de la tierra, cambio de uso de la tierra y selvicultura que supongan el aumento del carbono almacenado.
  • Sección de compensación de huella de carbono: aquí se inscriben las compensaciones de huellas de carbono correspondientes a la primera sección.

Cómo realizar la inscripción

Aquellas empresas y organizaciones que deseen registrar su huella de carbono y compromisos de reducción asociados en el registro de huella de carbono tienen que remitir una solicitud de inscripción,  la cual puede ser un formulario de Huella de Carbono, el formulario Proyectos de absorción o el formulario de Compensación.

Las solicitudes para la inscripción en el registro de huella de carbono se enviarán, mediante un correo electrónico o mediante la sede electrónica, a la Oficina Española de Cambio Climático. Igualmente, la solicitud puede enviarse a la Comunidad Autónoma correspondiente siempre que ésta tenga un mecanismo de recepción y evaluación de las solicitudes.

La documentación que debe acompañar con la solicitud de inscripción en el registro es la siguiente: 

  • La herramienta que haya sido empleada para calcular la huella o facilitar un documento con el resumen de los cálculos, incluyendo los factores de emisión utilizados así como los datos de actividad. 
  • Certificado de verificación emitido por entidades acreditadas para las huellas de carbono en alcance 3 y para las huellas de carbono en alcance 1 y 2. 
  • El plan de reducción de la huella de carbono junto a sus informes de seguimiento.

¿Caduca el sello de inscripción en el registro de huella de carbono?

Para verificar la inscripción en el registro de huella de carbono, las organizaciones reciben un certificado de inscripción y el pleno derecho a hacer uso de su sello identificador.

En este sello de inscripción se indica cuál es la forma en la que participa la organización, ya sea que calcula su huella, la reduce o la ha compensado completamente o en parte. De igual forma, en el sello se refleja el año al que corresponde esta participación.

La ventaja es que el sello de inscripción no cuenta con caducidad. No obstante, sí este se calcula para un periodo determinado de tiempo, como por ejemplo un año concreto, si la organización quiere obtener el sello para otro año, deberá inscribir su huella de carbono de nuevo.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?

Cómo llevar a cabo la compensación de la huella de carbono

Las organizaciones, de forma adicional, pueden llevar a cabo la compensación de la huella de carbono mediante distintos proyectos de absorción de CO2 inscritos en el registro de huella de carbono.

Para ello, tendrá que realizarse un acuerdo entre una organización, que tenga inscrita su huella de carbono, y un proyecto de absorción que cuente con absorciones disponibles que, de igual forma, también esté inscrito en el registro.

Para realizar la compensación de la huella de carbono, por tanto, se debe hacer entrega del acuerdo firmado con el titular del proyecto de absorción donde se reflejen las toneladas de CO2 compensadas, así como el formulario de compensación.