Asesoría energética: ¿qué es y qué funciones realizan?

Si te interesan las energías renovables, seguro que has oído hablar de las asesorías energéticas. Hoy te lo contamos todo sobre ellas.
Home > Blog > Asesoría energética: ¿qué es y qué funciones realizan?

El asesoramiento energético es un servicio que tiene como objetivo analizar la situación energética de una empresa o para un particular, y establecer medidas para mejorarla. 

En general, una asesoría energética plantea alternativas para ayudar a las empresas o particulares a mejorar su competitividad y a disminuir sus gastos mediante el ahorro y la eficiencia energética.

Pero, ¿qué funciones se realizan exactamente durante las asesorías energéticas? ¿Cuándo puede ser buena idea solicitar este servicio, y qué elementos se analizan en el asesoramiento? ¿Son obligatorias las asesorías energéticas? Hoy respondemos a todas estas preguntas.

¿Qué es una asesoría energética?

Una asesoría energética es un estudio o diagnóstico que se realiza de la situación energética de una entidad, generalmente una empresa aunque en ocasiones también un particular, con el objetivo de analizar y mejorar su competitividad a nivel energético y de reducir sus costes estructurales.

El proceso de una auditoría energética comienza con la identificación de las necesidades del cliente, ya que en función de ellas se establecerán unos objetivos a alcanzar. En este sentido, es habitual encontrarnos con objetivos como la reducción del consumo de electricidad o la disminución del impacto climático de una compañía.

A continuación, se realiza un diagnóstico energético de la situación actual, y se analizan todos los factores que influyen en el consumo energético. Para ello, se suelen realizar mediciones in situ y se estudian todos los procesos productivos y el gasto de electricidad de la entidad concreta, ya sea una empresa o un particular.

Una vez identificados estos factores, se proponen medidas para reducir los niveles de consumo eléctricos y el impacto medioambiental de la compañía. Estas pueden incluir acciones como agregar nuevas fuentes de energía más baratas o menos contaminantes, o mejorar la eficiencia de los procesos que ya están en marcha.

Finalmente, en el último paso de la asesoría energética se elabora un informe que recoge todas las conclusiones del proceso y se presentan las medidas recomendadas.

¿Cuándo solicitar una asesoría energética?

Las asesorías energéticas son servicios que pueden ser de mucha ayuda para mejorar la competitividad o para reducir el consumo de electricidad. Sin embargo, ¿cuándo es buena idea solicitar una de ellas

Particulares

En el caso de los particulares, las asesorías energéticas pueden ser muy útiles para analizar el consumo de electricidad en el hogar o en un local, y establecer medidas para reducirlo. 

Si tienes una vivienda unifamiliar, por ejemplo, solicitar una de estas asesorías puede ayudarte a mejorar la eficiencia de tu casa y ahorrar en la factura eléctrica mes a mes. De esta forma, podrás disminuir tu huella ambiental a la vez que mejoras tu bolsillo.

En el caso de los autónomos con un negocio físico, una asesoría energética puede ser muy útil para reducir el gasto energético en el local o establecimiento profesional y establecer medidas para disminuir costes. 

En muchas ocasiones, los autónomos no son conscientes del alto consumo que pueden tener sus negocios, y una asesoría energética puede ayudarles a mejorar la eficiencia y ahorrar a final de mes en la factura eléctrica.

Empresas

En cuanto a las empresas, las asesorías energéticas son servicios muy demandados, ya que permiten a las compañías descubrir maneras de aumentar su eficiencia en el ámbito de la energía.

Las asesorías energéticas pueden ser muy útiles para las empresas que quieran analizar su situación y establecer medidas para aumentar sus niveles de ahorro y eficiencia mes a mes. De esta forma, podrán ser también más competitivos y ecológicos.

Por otro lado, este servicio también puede ser muy interesante para aquellas compañías que quieran disminuir su impacto en el medioambiente. Las asesorías energéticas pueden ayudar a analizar el consumo de electricidad y establecer medidas para reducir la huella ambiental.

En resumen, podemos decir que las asesorías energéticas son un servicio muy útil que puede ayudar a mejorar la competitividad de una empresa y a mejorar su impacto en el mundo.

Elementos clave que analizan

En este servicio, se suelen estudiar todos los factores que influyen en el consumo energético. Para ello, se realizan mediciones in situ y se estudian todos los procesos productivos y el gasto de electricidad de la entidad concreta, ya sea una empresa o un particular.

Entre otros, estos son algunos de los factores que se analizan en una de estas asesorías:

  • Identificación de las necesidades de energía.
  • Estudio de las fuentes de electricidad disponibles.
  • Evaluación de la eficiencia energética.
  • Análisis del coste de la energía.
  • Búsqueda de fuentes de electricidad alternativas más eficientes o menos contaminantes.

Una vez identificados estos factores, se proponen medidas para mejorar la eficiencia y el ahorro energético, así como para reducir el impacto ambiental. Por ejemplo, la implantación de un sistema de autoconsumo de energía solar como puede ser Solar360, la unión entre Movistar y Repsol para la instalación de placas solares en tu vivienda o empresa.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¡Te llamamos!

¿Son obligatorias las asesorías energéticas?

A día de hoy, las asesorías energéticas no son obligatorias. No obstante, cada vez más empresas y particulares están optando por contratarlas para volverse más competitivas en el ámbito nacional o internacional.

En España, las asesorías energéticas se han popularizado en los últimos años, y muchas entidades ofrecen este servicio a sus clientes. Sin embargo, todavía existe cierto desconocimiento sobre ellas.

En cualquier caso, es posible que en el futuro las asesorías energéticas sean obligatorias para las empresas, ya que estas ayudan a reducir el consumo y a reducir el impacto medioambiental. De esta forma, se podrán disminuir los costes estructurales y reducir la huella de carbono de los individuos y las empresas.

Sin embargo, aunque a día de hoy todavía no se trata de un proceso obligatorio, contratar una asesoría energética puede ser muy buena idea tanto para una empresa como para un particular.