Home > Glosario > Reacondicionamiento

¿Qué es el reacondicionamiento?

El reacondicionamiento es el método que se sigue para dar una nueva vida a todo tipo de productos del día a día. Los productos reacondicionados son en la actualidad una muy buena opción para comprar artículos tecnológicos a un precio menor y con una buena calidad.

 

Un producto que haya sido reacondicionado, por lo general, ha sufrido algún desperfecto o avería menor y han sido devueltos o, incluso, también cabe la posibilidad de que sean artículos que han estado expuestos al público y son vendidos finalmente a un precio inferior que los productos nuevos. 

 

Todos estos productos que han sido reacondicionados para su venta al público han sido arreglados y revisados para garantizar que el nuevo comprador pueda disfrutarlo sin inconvenientes y con una calidad en muchos casos igual a la de un productor a estrenar.

Grados de reacondicionamiento

Los grados de reacondicionamiento son, básicamente, una escala de clasificación para determinar la calidad estética de un producto reacondicionado. Es decir, este sistema sirve para dar al cliente una idea concisa del producto en lo que se refiere a su apariencia externa.

El sistema estándar de los grados de reacondicionamiento contiene desde el grado A hasta el grado C, por lo que a continuación vamos a explicarte en qué se diferencia cada uno de estos grados.

 

Grado A

Este grado A es un indicador de la mejor calidad estética que el consumidor puede obtener de un producto reacondicionado, por lo que los dispositivos de grado están en un estado casi perfecto, pues su aspecto es excelente y no muestran apenas ninguna señal de haber tenido un uso previo.

Grado B

El grado B nos indica la segunda mejor calidad. Está debajo del grado A debido a que los productos pueden tener ligeros arañazos o rozaduras que son una clara evidencia del uso y modifican levemente su apariencia, aunque su funcionamiento es excelente.

Grado C

El grado C determina una calidad estética mucho menor ya que muestran signos de un uso mucho más intenso y evidente de mano de su anterior propietario como arañazos y signos de desgaste más severos, aunque son mucho más baratos que los dispositivos reacondicionados de grado A y B.

¿Cómo ayuda el reacondicionamiento al medio ambiente?

Comprar artículos reacondicionados no solo es una forma de ahorrar dinero para los consumidores, si no que además es una forma de contribuir al ahorro de energía y material en la producción de los objetos necesarios para el día a día, además de favorecer la reducción de gases de efecto invernadero y no crear tantos residuos.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?