Home > Glosario > Termostato calefacción

¿Qué es un termostato de calefacción?

Para regular la temperatura en el hogar se utiliza el termostato de calefacción. Se trata de un pequeño dispositivo inteligente que evita tener que estar pendiente de la temperatura, ya que la mantiene siempre constante. 

La mayoría de estos aparatos cuentan con la función de programar el encendido y apagado de la calefacción. Gracias a ellos, es posible conseguir un ahorro importante en tu consumo.

Tipos de termostatos para calefacción

Existen varios tipos de termostatos para la calefacción y, cada uno, ofrece unas prestaciones diferentes a los usuarios. Por eso, es crucial comprender cómo son:

  • Termostato análogo: es el más antiguo, pues cuenta con una rueda que debe girarse a mano y que permite determinar la temperatura durante el día y la noche. Como los demás, se encarga de que la sensación térmica sea siempre estable.
  • Termostato digital: es actual y más preciso que el análogo. A través de una pantalla, se puede seleccionar la temperatura elegida, así como el apagado o encendido de la calefacción. No obstante, hay algunos que no permiten programar.
  • Cronotermostato: es aquel que permite programar la calefacción con un margen de una semana e, incluso, de un mes. Además, ofrece múltiples franjas horarias para una mayor comodidad de los usuarios que lo elijan.  
  • Termostato modulante: ha sido diseñado con una tecnología que le permite cambiar la temperatura en función de la humedad y grados que detecte en la estancia. Así, modifica la potencia de manera eficaz y consigue un mayor ahorro.

¿Dónde colocar el termostato de la calefacción?

Es crucial que el termostato de la calefacción se ubique en la habitación más utilizada, es decir, en aquella donde los usuarios estén más tiempo. Puede ser en el salón, por ejemplo, pero nunca en la cocina. Colocar este aparato cerca de fuentes de calor o expuesto al sol terminará afectando a su capacidad para regular la temperatura de manera adecuada. Asimismo, debe estar siempre a una distancia de máximo 1,8 metros del suelo. 

El termostato de la calefacción es un producto para ahorrar energía, reducir los gastos y mantener una temperatura siempre estable dentro del hogar. En la actualidad, hay algunas opciones para el control vía WIFI que permiten, incluso, la gestión fuera de la vivienda.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?