Home > Glosario > Término de potencia

¿Qué es el término de potencia?

El término de potencia es el precio que un consumidor paga por la potencia eléctrica contratada para su vivienda o negocio. Se trata de la cantidad máxima de energía, que la infraestructura va a soportar a un mismo tiempo. 

El término de potencia es un coste fijo que se contrata en función del consumo previsto, de las características del espacio y del uso que se le va a dar a la energía.

¿Cómo se calcula el término de potencia?

El importe del término de potencia se calcula multiplicando la potencia contratada, expresada en kW, por el periodo de facturación en días y el precio del término de potencia en EUR/kW.

Es un importe que el consumidor encontrará en su factura de la luz y que debe abonar aunque no haya realizado ningún consumo.

¿Cuál es el término de potencia recomendado?

Para saber cuál es el término de potencia óptimo para una vivienda o negocio hay que calcular el máximo de kW que se le van a exigir a la red al mismo tiempo.

La mayoría de los hogares disponen de una potencia contratada que oscila entre los 4,6 y los 6,9 kW. No obstante, no es un valor fijo y se puede modificar en función de las necesidades.

La clave al elegir potencia es encontrar un equilibrio entre el ahorro y el bienestar. Es decir, no contratar una potencia demasiado elevada, que suponga un coste fijo demasiado alto, pero tampoco tener una potencia muy baja que haga que “salten los plomos” constantemente, haciendo muy difícil hacer un uso normal de los aparatos eléctricos.

El término de potencia es un coste fijo que viene marcado por la cantidad de energía máxima que un usuario podrá hacer en una instalación. Elegirlo bien marcará no solo el precio a pagar, sino también el número de electrodomésticos que podrá usar a un mismo tiempo.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?