Home > Glosario > Transformador

¿Qué es un Transformador?

Un transformador de voltaje es un dispositivo eléctrico que transforma la tensión de un circuito eléctrico en una de otro tipo. Generalmente, se usan para transformar la cantidad de corriente de un circuito eléctrico para que diferentes tipos de aparatos puedan aprovecharse de su uso. 

 

Los transformadores se basan en los principios del electromagnetismo, y son capaces de traspasar energía eléctrica entre dos circuitos sin modificar su frecuencia. 

 

Su principal uso es modificar tanto el voltaje de la corriente, haciendo así que el caudal eléctrico sea más apropiado para diferentes usos y aparatos. Otros tipos de transformadores, como los de corriente, transforman el tipo de caudal eléctrico (que puede ser alterno o continuo) siguiendo unos principios muy similares.

¿Qué partes tiene?

Los transformadores de voltaje están formados por tres componentes principales: un núcleo magnético, y dos devanados, el principal y el secundario.

  • El devanado principal es el que está conectado a la fuente de energía. Se encarga de producir el campo magnético necesario para transformar la energía. 
  • El devanado secundario, en cambio, está conectado al circuito de carga, siendo así una pieza importante para formar un circuito.
  • Por último, el núcleo magnético se encuentra en medio de los dos devanados y su función es guiar el flujo de energía y crear movimiento mediante el uso de campos electromagnéticos.

¿Cómo funciona un transformador de voltaje?

La transformación de energía en un transformador se produce mediante el uso de campos magnéticos. El núcleo del transformador está compuesto por un material ferromagnético, lo que significa que es altamente permeable a esta fuerza primaria. 

 

El flujo del campo magnético que pasa a través del núcleo y los devanados produce una fuerza electromotriz (emf) en ambos circuitos, transformando así la energía eléctrica en otra de mayor o menor voltaje.

 

En general, podemos encontrar dos tipos de transformadores, de corriente y de voltaje. Estos últimos tienen la función principal de transformar la intensidad del voltaje eléctrico. Se usan con frecuencia en los sistemas eléctricos de potencia para transformar la energía a niveles más seguros y manejables. 

 

Así, contrastan con los transformadores de corriente, que son dispositivos que modifican la magnitud y el sentido de la corriente eléctrica y la pasan de alterna a continua o monofásica, y viceversa.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¿Quieres ahorrar en tu factura?