Guía para calcular la potencia eléctrica ideal en casa

Con esta guía para calcular la potencia eléctrica ideal en tu casa no tendrás ningún problema para realizar la elección más inteligente.
Home > Blog > Guía para calcular la potencia eléctrica ideal en casa

¿Cómo calcular la potencia eléctrica que necesito?

No todo el mundo sabe cómo calcular la potencia eléctrica necesaria en casa. Esta elección es más importante de lo que pueda parecer a simple vista, ya que contratar la potencia adecuada no solo te permite ahorrar en la factura de la luz, sino que también evita que salten los plomos de forma imprevista en caso de utilizar más potencia de la que tienes contratada.

Para poder calcular la potencia eléctrica necesaria en tu casa debes seguir una serie de pasos que te detallamos a continuación.

Estudio de la instalación

Lo primero que debe saber cualquier persona que se esté preguntando cómo se debe calcular la potencia eléctrica que necesito es tener en cuenta que cada instalación es diferente.

La diferencia básica se da entre las instalaciones monofásicas y las trifásicas. Si estás tratando de calcular la potencia que necesitas para una vivienda habitual, lo más probable es que tengas una instalación monofásica. Sin embargo, en las casas más grandes o en algunos negocios y empresas podría ser trifásica.

En el caso de las instalaciones monofásicas, solo hay una fase, y la potencia contratada no puede superar los 15 kW, contando además siempre con una conexión de baja tensión. Las instalaciones trifásicas, con tres fases, pueden superar estos 15 kW de potencia, además de soportar una conexión a alta tensión.

Para saber si en tu casa tienes una instalación monofásica o trifásica puedes consultarlo en tu factura de la luz o simplemente acudir al cuadro eléctrico para ver si el interruptor tiene una o tres palancas.

Calculadora de potencia eléctrica online

La potencia contratada viene a representar la cantidad máxima de energía eléctrica que puedes emplear al mismo tiempo. La mejor forma de optimizar el gasto en electricidad es pagando por lo que necesitas, ni más ni menos, y esto resulta clave a la hora de contratar la potencia eléctrica de la vivienda. Por eso, son muchos los usuarios que ven en el uso de la calculadora de potencia eléctrica online la mejor manera de adaptar la potencia a sus necesidades y ahorrar en la factura. 

Estas calculadoras funcionan a modo de herramienta para la estimación del consumo y para dar respuesta a la pregunta cómo calcular la potencia eléctrica que necesito. Solo requieren la introducción de algunos datos como la localidad, los metros de la vivienda o el uso de electrodomésticos para generar un resultado sobre la potencia que requiere la vivienda.

Fórmula para calcular potencia eléctrica

Si las calculadoras online arrojan datos muy diferentes, o que no cuadran con tu idea previa, también puedes realizar un cálculo manual utilizando una fórmula para calcular la potencia eléctrica.

Con esta sencilla fórmula podrás saber qué potencia necesitas contratar para tu casa, aunque debes tener en cuenta que si compras nuevos electrodomésticos o cambias los que ya tienes el resultado podría cambiar.

Para ello, debes realizar una lista de los electrodomésticos principales de tu casa, los que están siempre conectados o los que usas cada día, y apuntar los kilovatios que gasta cada uno de ellos. Este dato lo podrás encontrar en el manual de usuario o en la etiqueta de eficiencia energética.

Tras apuntar los kW que gasta tu frigorífico, lavadora, horno, televisiones, lavavajillas, calefacción, microondas y vitrocerámica, entre otros, debes sumar todas estas cifras para saber cuánto eres capaz de gastar en el caso de utilizarlos todos al mismo tiempo.

Esta cifra se multiplica por el denominado factor de simultaneidad, que equivale a 0,25, y finalmente, a la cifra obtenida, le debes sumar 1 kW. El resultado de esta operación será la potencia mínima que debes contratar en tu hogar.

Recomendaciones para calcular potencia eléctrica necesaria

Aunque puedes aplicar los consejos que te hemos dado anteriormente para calcular la potencia eléctrica ideal en casa, en general existen algunas recomendaciones muy útiles para hacerte una idea aproximada de cuánta potencia necesitas sin tener que hacer cálculos complejos y sin desviarte demasiado de tu potencia ideal.

Potencia recomendada según tamaño de la vivienda

El tamaño de una vivienda influye de forma directa en la cantidad de potencia que se debe contratar, sobre todo si se tiene en cuenta la calefacción.

La potencia varía en gran medida dependiendo de si la casa se climatiza mediante una calefacción de gas o mediante una bomba de calor, ya que este segundo sistema consumirá una gran cantidad de energía eléctrica.

Por lo general, para un piso de 60 m2, con un núcleo familiar pequeño o mediano, suele ser suficiente con 4,6 kW, como máximo, para cubrir todas las necesidades energéticas. Para pisos mayores a 100 m2, o con un consumo mayor por tratarse de familias mayores, la potencia puede ascender a cerca de los 10 kW.

Las instalaciones trifásicas y las potencias contratadas de cerca de 15 kW suelen ser necesarias solamente en caso de viviendas muy grandes o empresas de gran tamaño.

Conocer tu consumo medio mensual

Otra forma muy sencilla de calcular tu potencia eléctrica ideal es mediante un sencillo estudio de tu consumo medio.

Una forma bastante aproximada de realizarlo es reuniendo tus facturas de la luz de los últimos 12 meses, donde podrás ver en qué meses gastas más y en cuáles menos, así como tu consumo medio, sumando todos los consumos y dividiendo entre el número total de meses. En este caso, la potencia contratada deberá ser como mínimo igual a tu máximo consumo a lo largo del año.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¡Te llamamos!

Si no tienes facturas que consultar, o quieres una medición más precisa, también puedes consultar directamente el consumo de la luz de cada periodo en tu contador digital. Esto te permite saber con más precisión cuál es tu consumo habitual y si necesitas aumentar o reducir tu potencia eléctrica.

En todo caso, un cambio de vivienda, de compañía o de instalación, así como la compra de nuevos electrodomésticos o un nuevo sistema de climatización, podrían afectar a tu consumo, así que lo mejor es que tengas en cuenta todos estos factores para poder aplicarlos a la fórmula del consumo energético, escogiendo así la potencia ideal para tu vivienda, con la que podrás ahorrar a corto y largo plazo.