Inyección cero: qué es y cómo funciona en autoconsumo

La energía solar es una de las más utilizadas en España para la obtención de electricidad por parte de las compañías eléctricas, pero también es una de las más utilizadas para el autoconsumo, y por esta razón quizás hayas escuchado hablar de la inyección cero.
Home > Blog > Inyección cero: qué es y cómo funciona en autoconsumo

Si te interesa el autoconsumo seguro que quieres profundizar sobre el concepto de inyección cero, ya que podría interesarte para poder escoger correctamente el tipo de instalación que necesitas para tu casa. ¿En qué consiste? ¿Cómo funciona? Te lo explicamos todo en este artículo.

Autoconsumo sin vertido a red ¿En qué consiste?

Una alternativa excelente al sistema tradicional de obtención de energía eléctrica, en el que pagas una tarifa a una compañía que te suministra una cantidad concreta de luz cada mes, es la del autoconsumo.

Cada vez más gente se está sumando al autoconsumo, es decir, a los sistemas que logran recolectar la energía de fuentes naturales, como el aire o el sol, y las convierten en electricidad, prescindiendo así de las compañías y ahorrando cada mes en la factura energética. Un ejemplo de ello, es la nueva solución ofrecida por Repsol y Movistar llamada Solar360.

Sin embargo, existen varios tipos de sistemas de autoconsumo, y la inyección 0 es uno de ellos. Con un inversor de vertido cero tus placas solares se convierten en un sistema autosuficiente, no conectado a la red eléctrica. Esto significa que, cuando haya un sobrante de electricidad, esta no irá a parar a la red, aportando un extra de energía a la compañía eléctrica, tal y como se ha establecido en la derogación del impuesto del sol del Real Decreto 244/2019.

Los sistemas de autoconsumo sin vertido a la red se pueden instalar en sistemas monofásicos y trifásicos, así que son aptos para todo tipo de viviendas y empresas.

Sistemas monofásicos

En los sistemas monofásicos se instala una pinza medidora de amperios para determinar la intensidad de la corriente de la fase. Si se detecta un exceso de energía se activa el inversor de vertido cero.

Eligenio: Elegir bien, es genial

¿Quieres ahorrar en tu factura de luz y gas? Elegir bien ya tiene nombre: Eligenio
¡Te llamamos!

Sistemas trifásicos

En el caso de los sistemas trifásicos, según la normativa legal vigente, hay que tener en cuenta la fase con menor consumo a la hora de medir el amperaje necesario para evitar el vertido a la red.

Kit solar de autoconsumo con inyección cero ¿Cómo funciona?

Un kit solar de vertido cero es un sistema que puedes instalar en tu casa o negocio para generar electricidad por tu propia cuenta, utilizando la energía del sol, y así ahorrar en tu factura de la luz.

Este tipo de kit solar de inyección cero está diseñado para evitar que el sobrante de energía generado por el sistema se vierta a la red eléctrica, logrando así un sistema 100% autónomo e independiente con el que, si se dan las condiciones necesarias, podrás tener gratis la cantidad de energía que necesitas en tu día a día.

La instalación de las placas solares fotovoltaicas es de sobra conocida por todos: los paneles solares, colocados normalmente en el tejado en la orientación que más horas de sol va a recibir al año, logra convertir la energía de los fotones en corriente eléctrica que se distribuye a la instalación eléctrica de tu casa para que puedas utilizar tus electrodomésticos.

La novedad que presenta este sistema de autoconsumo es la de incorporar un microinversor de inyección cero, que detecta cuando la energía generada por el sistema de autoconsumo es mayor a la energía consumida, y activa un controlador dinámico de potencia que regula la corriente eléctrica.

De esta forma, al detectar la energía sobrante el sistema se evita no solo el volcado a la red, sino también un exceso improductivo de energía. Tan solo se distribuye por la instalación eléctrica de la casa la energía que se está consumiendo, mientras que el resto se puede guardar en baterías.

Inyección cero y almacenamiento de energía en baterías 

Un inversor solar de vertido cero es compatible con el uso de baterías que acumulen el sobrante de energía. De hecho, utilizar baterías permite el almacenamiento de la energía para poder ser usada en los momentos en los que la energía del sol es menor, logrando así un sistema completamente autosuficiente e independiente de la red eléctrica.

Ventajas y desventajas del autoconsumo con inyección cero

Si quieres adquirir un inversor solar de inyección cero primero debes conocer las posibles ventajas y desventajas que presenta este tipo de autoconsumo.

El inhibidor de inyección cero es recomendable para algunos casos en los que se busca el autoconsumo, pero no siempre las ventajas superan a los inconvenientes.

Ventajas

La ventaja principal de un kit de vertido cero es que, si tienes un sistema de autoconsumo con suficiente potencia, lograrás ser completamente autónomo e independiente de la compañía eléctrica. Así, el ahorro que realizarás en energía será enorme, ya que toda la electricidad de tu hogar provendrá de fuentes renovables y gratuitas, y el único dinero que tendrás que gastar será el de la instalación, que se suele amortizar tras unos años.

Además, también eliminas trámites y otras molestias relacionadas con la adquisición de una tarifa, ya que una vez realizada la instalación y activada la inyección cero de tu sistema de autoconsumo, tu casa pasará a ser independiente desde el punto de vista energético.

Desventajas

Debido a las mismas razones, en algunos casos evitar la inyección a la red de la energía solar sobrante en tu vivienda podría ser un problema.

Por un lado, los sistemas de autoconsumo dependen de los factores climatológicos, así que un tiempo adverso podría dejar a tu casa sin energía, algo que se evita teniendo una conexión constante a la red. Además, contar con un vertido de excedente a la red puede abaratar tu factura si tienes contratada una tarifa de autoconsumo, de modo que podrías disfrutar de la tranquilidad de tener un consumo constante de energía con un precio menor que el que pagan otros hogares.

Por otro lado, los sistemas de autoconsumo suelen conllevar un precio bastante alto, ya que se deben comprar los paneles solares, el kit de inyección cero, y la mano de obra de la instalación, y aunque existen ayudas y subvenciones, realmente este dinero tarda tiempo en amortizarse.